Vías de transmisión del VIH

Actualizado: 
Jueves, 6 Septiembre 2018

El VIH sólo se transmite por las vías siguientes

Vía sexual, Vía sanguínea y Transmisión vertical.

Como se transmite el VIH

  1. Tiene que haber el Virus VIH presentes en fluidos con capacidad de transmisión el VIH vive en la sangre, los tejidos, los órganos y ciertos fluidos corporales (como el semen, el secreción vaginal, secreción rectal y la mucosa anal) de una persona infectada. Las madres infectadas que amamantan también tienen el VIH en su leche. El VIH se transmite de persona a persona, a través de la sangre y los fluidos corporales. La entrada de la sangre, el semen o el fluido vaginal de una persona VIH positiva al torrente sanguíneo de una persona VIH negativa, durante una relación sexual sin protección (vía anal, vaginal u oral), produce una transmisión del VIH.

Tabla 1 - Líquidos corporales y el VIH

Líquidos que SI pueden transmitir el VIH Líquidos que NO pueden transmitir el VIH
Sangre Saliva
Semen Lágrimas
Secreciones vaginales Líquido pre-seminal (No se ha demostrado la transmisión, puede contener restos de semen con VIH)
Secreciones rectales Orina
Leche materna Heces
Líquidos cefalorraquídeos, amniótico, pleural, sinovial, peritoneo y pericárdico Sudor
  1. Tiene que haber Puerta de entrada, los líquidos que contienen capacidad infectiva del VIH tiene estar en contacto con las membranas mucosas, tejidos lesionados, heridas (cuando se produce una herida en la mayoría de los casos hay sangrado, es la rotura de los capilares por donde entra el virus al torrente sanguíneo, en el momento que se forma una costra, ya ha protección contra loa virus y bacterias, pues impiden que entren al torrente sanguíneo), úlceras, llagas, desgarros, micro-lesiones en el tejido genital o el torrente sanguíneo de la otra persona, para infectar del VIH.

Puertas de entrada del VIH

Las membranas mucosas son las vías de entrada del VIH en el cuerpo humano, se encuentran dentro del recto, la vagina, el pene, los ojos y la boca.

  • El recto: La mucosa del recto es muy distinta a la de la vagina y, además, es especialmente vulnerable ante la infección del VIH. Las primeras razones para explicar la mayor vulnerabilidad del recto ante el VIH son anatómicas. El recto es un órgano extenso con mucha superficie susceptible de estar expuesta al virus y, además, está formado por un tejido delicado con una elevada presencia de vasos sanguíneos, los tejidos delicados son propensos a tener micro heridas por la fricción, el líquido rectal contiene más VIH que otros fluidos, porque la mayoría de las células inmunitarias están en el tracto gastrointestinal, incluyendo el recto, que tiene muchas células por su gran superficie. Se necesitan para proteger al intestino de gérmenes  “extraños” de la comida y controlar a los gérmenes “amigables” que viven allí.. En primer lugar, el epitelio del colon que, por su propia estructura columnar, facilita la entrada del virus al contar con sólo una célula de grosor. Pero en segundo lugar, explicó que el canal anal, con una estructura estratificada, es también otra vía de entrada para el VIH. Se realizó biopsias de ambos tejidos y, al centrarse en las células CD4, observaron una elevada presencia de correceptores CCR5 y CXCR4, aquellos que utiliza el VIH para engancharse a las células, tanto en el recto como en el ano. Por lo tanto, la alta concentración de células dianas para el VIH en los dos tejidos explica la extrema vulnerabilidad de esta mucosa ante una infección por VIH. Tiene un elevado riesgo de transmisión.
  • La vagina: Las mujeres pueden contraer el VIH durante las relaciones sexuales vaginales debido a que la mucosa vaginal y del cuello uterino puede dejar que el VIH entre en el cuerpo si los líquidos corporales de su pareja masculina portan el virus; estos líquidos incluyen la sangre, el semen (esperma)l. Usar condones o tomar medicamentos para protegerse contra la transmisión del virus puede disminuir este riesgo. Los hombres también pueden contraer el VIH por tener relaciones sexuales vaginales con una mujer que sea VIH positiva debido a que las secreciones vaginales y la sangre pueden portar el VIH. Los hombres pueden contraer el VIH a través del orificio que se encuentra en la punta del pene (uretra), el prepucio (si no están circuncidados) o los pequeños cortes y rasguños, o las llagas abiertas que tengan en cualquier parte del pene. Usar condones o tomar medicamentos para protegerse contra la transmisión del virus puede disminuir este riesgo. Además del VIH, se pueden contraer otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), como clamidia y gonorrea, algunas ETS pueden transmitirse de todas maneras por el contacto piel a piel (como la sífilis o los herpes). Las hepatitis A y B también pueden transmitirse a través de las relaciones sexuales vaginales. Hacerse las pruebas y recibir tratamiento para las enfermedades de transmisión sexual reduce la probabilidad de que una persona contraiga o transmita el VIH a través de las relaciones sexuales vaginales. Si la persona nunca tuvo hepatitis A o B, existen vacunas para prevenir estas enfermedades.
  • El pene: tiene tres puertas de entrada del VIH:
  1. La pieza de la uretra situada dentro del pene o epitelio de la uretra, la parte que recubre la uretra, concretamente por unas células llamadas macrófagos, que se encargan de recibir los virus dañinos y neutralizarlos.
  2. El extremo de la uretra conocida como la fosa navicular.
  3. El bálano o glande, la membrana mucosa en la capa interna del prepucio.

La circuncisión disminuye el riesgo de contraer el VIH, ya que el pene circuncidado no tiene prepucio, una vía de entrada menos

  • La boca: La mucosa oral representa una barrera física y contiene elementos inmunológicos para prevenir la invasión de organismos patógenos. Esta defensa particular difiere entre los micro-compartimentos representados por las glándulas salivales, la mucosa oral y las amígdalas. La inmunidad secretora de las glándulas salivales, las características únicas de la estructura celular en la mucosa oral y las amígdalas, la alta tasa de flujo sanguíneo oral y las sustancias inhibidoras de replicación viral en la saliva pueden contribuir a la resistencia de infección del virus de la inmunodeficiencia humana. La transmisión del VIH a través de la mucosa oral es un evento raro.
  • Los ojos: No se puede transmitir el VIH por la saliva en los ojos. La saliva no tiene cantidad suficiente de virus (VIH) para producir una nueva infección por vih. No hay casos de transmisión por saliva, lágrimas o sudor asi que puedes hablar tranquilamente con una persona con el vih, que si te salta un poco de saliva, que solemos expulsar al hablar, no pasa nada. Los ojos son mucosas y por las mucosas se puede transmitir el vih, así hemos dicho que en el semen no conocemos casos de transmisión, pero el semen si tiene capacidad para producir una nueva infección, así que aunque no tengamos constancia no quiere decir que no se pueda producir, de lo que si tenemos constancia es de casos de transmisión de sangre infectada por los ojos, esto ha ocurrido varias veces a personal sanitario cirujanos, enfermeras, etc... que no llevaba las gafas de seguridad. Se ha estimado que la tasa de riesgo por exposición de los ojos, nariz y boca a sangre infectada con VIH es de 0.1% (1 en 1.000).

Tabla 2. ¿Donde no se transmite el VIH/SIDA?

Como no se transmite Donde no se transmite
Apretón de manos En hospitales o visita del médico
Besos En salas de espectáculos
Donando sangre En lugares de trabajo
Por la comida En la escuela
Con los cubiertos Reunidos con amigos
Con los contactos cotidianos En transportes públicos o taxis
Dinero o monedas Fuente pública
Exploraciones médicas Al abrir puertas
Abrazando Bebida o café en un bar
Bañándose en el mar Teléfonos públicos
Evacuando en Aseos En piscinas, gimnasios, duchas
  1. Vía sexual

  • El beso profundo, (no hay riesgo bajo, si no hay sangre)

El VIH no se encuentra en la saliva en cantidades suficientes para infectar, en circunstancias normales. Si dos personas se dan besos profundos, incluso prolongados y tienen sus bocas sanas, no hay riesgo.

Sin embargo, si hay heridas en las encías o úlceras en la boca, ésta podría ser una vía de entrada para el VIH si en la saliva de la otra persona también hay sangre. Este riesgo es teórico. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de los EE.UU. han investigado únicamente un caso de infección por VIH que podría ser atribuido al contacto con la sangre durante un beso profundo, repito que podría ser atribuido, por lo tanto, se podría decir que riesgo es muy bajo o no existe.

Para evitar este riesgo es importante una buena higiene bucal y evitar el uso de hilo dental al menos hasta una hora antes de tener un encuentro casual.

Sexo oral felación (lamer el pene), cunnilingus (lamer la vulva), anilingus o beso negro (estimulación del ano con la boca) el riesgo es mas bajo que en la penetración

Es importante saber que el VIH se encuentra en cantidad suficiente para infectar presente en el semen y los fluidos vaginales. Esto significa que tragarlos implica riesgo. Si se produjera la eyaculación en la boca, no tragar el semen, enjuagar la boca con agua. El virus contenido en el semen puede entrar en el torrente sanguíneo a través de heridas que se encuentran en la boca o la garganta y así producirse la infección. Para eliminar el riesgo se pueden utilizar métodos de barrera, existen condones sin lubricante, de diferentes sabores, incluso, precisamente para poder practicar el sexo oral con condón. La saliva tiene un componente que inhiben la replicación del VIH, por lo que es un factor de protección.

El preservativo es eficaz en la prevención del VIH en el sexo oral y además de enfermedades infecciosas (ITS). El que recibe la felación es el que tiene el riesgo al poder recibir el semen. Si tenemos heridas en la boca, encías sangrantes, muelas infectadas, etc...son factores que pueden favorecer una transmisión del VIH, abstenerse de practicar la felación receptiva.

El pre-semen o líquido pre-seminal tiene una baja cantidad de VIH en comparación con el semen que si es infectivo, no hay estudios que avalen su capacidad infectiva y ni al contrario, no se ha demostrado que transmita o no transmita el VIH. El fluido pre-seminal es un líquido claro que lubrica la uretra del hombre. Es producido por una glándula diferente a la que produce el semen. El fluido pre-seminal puede contener pequeñas cantidades de VIH y por lo tanto tiene un riesgo potencial. Sin embargo, en la práctica, el riesgo es mucho menor que a través de la sangre, el semen o los fluidos vaginales, también puede haber una eyaculación seminal anterior y contener resto de semen en el líquido pre seminal e incrementar el riesgo teórico, además puede el pene contener llagas o heridas que puede transmitir el VIH.

El que realiza la relación (inserta el pene) no tiene riesgo para el VIH, ya que solo esta en contacto con la saliva, y la saliva no tiene capacidad infectiva. Sin embargo, otras enfermedades como la sífilis pueden transmitirse a través del sexo oral.

No hay casos reportados de transmisión del VIH de semen a los ojos, sin embargo parece que puede haber riesgo teórico ya que el semen tiene capacidad infectiva y los ojos son mucosas, La eyaculación facial puede ir a los ojos y puede producirse teoricamente una transmisión del VIH, en mi opinión el hecho no se hayan registrado casos no quiere decir que no se produzcan, proteger los ojos con gafas puede ser una protección..

Es una práctica de riesgo por el contacto de las posibles heridas de la boca y la garganta del que realiza el cunnilingus con el fluido vaginal. Las heridas que puede haber en la boca de quien realiza esta práctica, personas que tienen la boca o dientes en mal estado tienen mayores posibilidades de infectarse, serían la puerta de entrada del VIH, contendido en el fluido vaginal, al organismo. Ese riesgo aumenta con la menstruación, por la presencia de sangre. Hay muy pocos casos documentados, yo personalmente conozco uno. Es posible infectarse con el VIH a través del sexo oral. El riesgo no es cero. El riesgo de infección con el VIH a través del sexo oral es muy bajo. Es mucho más bajo que con otros tipos de actividades sexuales sin protección. Sin embargo, otras enfermedades como la sífilis pueden transmitirse a través del sexo oral.

La que recibe el cunnilingus no tiene riesgo del VIH, ya que la saliva no tiene capacidad infectiva para el VIH. Los condones también pueden ser utilizados para preparar "barreras" que se colocan sobre la vagina. Es importante recordar que siempre hablamos no sólo de prevenir la infección por el VIH, sino también otras enfermedades de transmisión sexual (ITS). Sin embargo, otras enfermedades como la sífilis pueden transmitirse a través del sexo oral.

El anilingus o rimming en inglés, no se considera como un factor de riesgo independiente para el VIH. Sin embargo, se ha demostrado que es una ruta de transmisión de la hepatitis A y B, así como de infecciones parasitarias como la giardiasis y la amebiasis.

La transmisión del VIH podría producirse si se le realiza un anilingus a una persona infectada habiendo presencia de sangre en la zona anal - hemorroides, por ejemplo - que pueda entrar al torrente sanguíneo por la boca. Sin embargo, esta práctica sexual sí está relacionada con la transmisión de otras infecciones como la sífilis, la hepatitis y algunas parasitosis, por lo que es recomendable el uso de barreras tales como preservativos abiertos.

Todas las practicas habituales de la convivencia no tienen riesgo de transmisión, como las caricias, masajes, besos, apretón de manos y abrazos.

La penetración anal es la práctica que más riesgo implica de infección por el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS), tanto por quién penetra como por quien es penetrado. Aunque no haya eyaculación el riesgo es real por la presencia de sangre. (micro-heridas en el ano o el pene). Para prevenir las infecciones hay que utilizar preservativo, desde el inicio hasta el final de la penetración. Para facilitar la penetración y evitar que el preservativo se rompa se puede emplear lubricante hidrosoluble (soluble en agua, nunca aceites, crema o vaselina que dañan el látex).

La penetración vaginal es una práctica de alto riesgo para los dos, pero la mujer tiene mas riesgo que el hombre debido a la recepción del líquido seminal y la mayor superficie expuesta al contacto. Esta práctica puede producir micro heridas en el pene y la vagina, a través de ellas el virus contenido en sangre, semen y/o fluidos vaginales pueden infectar.

Existen diversos aparatos para su uso en juegos sexuales, tales como los dildos, vibradores, bolas chinas, hay un amplio catálogo. Los aparatos deben estar higienizados correctamente y no intercambiarlos durante el juego sexual sin la protección del condón, antes de usarlo, una buena lubricación evitará heridas y traumatismos, podrían intercambiar fluidos con capacidad de infectar, como sangre, semen, fluidos vaginales.

Esta práctica erótica consiste en la penetración anal con el puño. El uso de abundante lubricante, guantes de látex, tener las uñas cortas y no llevar anillos, facilitaría la penetración y evita desgarros y hemorragias para quien realiza la penetración.

Esta practica no implica riesgo de infección por el VIH, para que existiera riesgo tendrían que tener heridas abiertas en la mano y no haberse puesto guantes para protegerlos, para quien es penetrado puesto que no hay semen, si después de practicar el Fist Fucking se penetra con el pene sin preservativo se daría el riesgo de infección ya que el VIH podría entrar por la herida abiertas en el ano.

Bajo ese nombre se incluyen prácticas de sexo donde se mezclan el placer y el dolor. Las personas que realizan este tipo de prácticas emplean por lo general, juegos de sumisión en los que se pueden utilizar diversos objetos como látigos, cuerdas, pinzas... El uso de dichos objetos puede provocar cortes y heridas, que permiten la entrada del VIH en el organismo. Para evitar la infección conviene no compartir esos utensilios y proteger las heridas.

Su estética ("leather", fetichista...) es una importante herramienta de reconocimiento entre las personas que realizan sexo duro y/o S/M, pero no es determinante. Lo importante dentro de este juego erótico es pactar los limites y lo que estas, o no, dispuesto a hacer.

  • Masturbación mutua (no hay riesgo, si no hay sangre o heridas)

Consiste en la estimulación con la mano de los genitales de tu pareja sexual. La masturbación mutua es muy improbable que se produzca una infección por el VIH, puesto que eso solo puede ocurrir, si una herida sangrante en la mano se tocara con otra herida sangrante de los genitales. Son situaciones poco probables que fácilmente se solucionan cubriendo al herida.

Los roces o frotamientos entre la vagina-vagina vagina-pene pene-ano o pene-pene pueden tener un riesgo teórico ya que ambos contienen fluidos vaginales-semen que si pueden transmitir el VIH, aunque no haya eyaculación el riesgo es real por la presencia de sangre. ( hemorroides, menstruación, micro-heridas en el ano o el pene) y enfermedades de transmisión sexual, llagas, verrugas, etc... En la practica no se conocen casos de transmisión del VIH, lo que demuestra que prácticamente no tienen riesgo, si se pueden transmitir otras infecciones de transmisión sexual (ITS),

En el caso pene-vagina vagina-pene para que se transmita el VIH, los fluidos deberían legar a las mucosas del interior de la vagina, cosa que solo ocurre cuando hay penetración.

  • Contagio por objetos punzo cortantes (alto riesgo)

El VIH muere muy fácil fuera del organismo, aún así cualquier objeto punzo cortante puede ser el vehículo de una infección por VIH siempre y cuando cumpla con los siguientes requisitos:

  • Que tenga sangre fresca y en una cantidad apreciable a la vista.
  • Que el objeto haga una herida y la sangre fresca se mezcle con la nuestra.
  • Que no esté lavado, desinfectado y/o esterilizado.
  1. Transmisión vertical (alto riesgo)

De una madre VIH positiva al bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia. Esto se conoce como "transmisión vertical".

Es recomendable que cualquier mujer que quiera tener un bebé o que esté embarazada y crea haber podido estar en contacto con el VIH en los últimos años, busque asesoramiento (médico de cabecera, hospital...) y así decidir si hacerse la prueba del VIH o no.

Si decide hacerse la prueba y el resultado es positivo (está infectada por el VIH), si aún no está embarazada, deberá solicitar información y asesoramiento sobre cómo enfrentarse a esta nueva situación y decidir, además, acerca de su posible embarazo. Si ya lo está y aún no han pasado las primeras 22 semanas de gestación, es posible abortar gratuitamente pues esta situación está contemplada en la ley para la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). De no elegir esta opción y seguir con el embarazo, conviene ponerse en manos de un obstetra especializado en este tema, ya que existen tratamientos que pueden reducir el riesgo de transmisión del VIH al futuro bebé.

Probabilidad estimada de infección por VIH según el tipo de exposición

TIPO DE EXPOSICIÓN PROBABILIDAD ESTIMADA DE INFECCIÓN EN PORCENTAJES
Transfusión de sangre infectada 90%-100%
Transmisión materno-infantil (sin profilaxis) 24% - 45%
Transmisión materno-infantil (con profilaxis) 2% o menos
Coito anal receptivo (quien es penetrado) 1% -2%
Compartir material de inyección o corto punzante (agujas, jeringas, cuchillas, etc.) 0,0067%
Coito vaginal (mujer) 0,1%-0,2%
Exposición percutánea a sangre 0,003
Exposición mucocutánea a sangre 0,0009
Coito anal (quien penetra) 0,0006
Coito anal (quien penetra) 0,0006
Practicar sexo oral a hombre 0,0006
Practicar sexo oral a mujer 0,0005
Coito vaginal (hombre) 0,03%-0,14%
Mujer-mujer intersexual. Solo 4 casos registrados

Fuente: https://encolombia.com/

 

TIPO DE EXPOSICIÓN RIESGO ESTIMADO DETRANSMISION DEL VIH (%)
Transmisión de sangre (una unidad) 90-100
Recepción anal 0.1-3.0
Recepción vaginal 0.1-0.2
Penetración vaginal 0.03-0.09
Penetración anal 0.06
Sexo oral-genital receptivo 0-0.04
Pinchazo percutáneo con aguja 0.3 [0.2-0.5 IC95%]
Compartir material de inyección 0.67
Exposición mucosa 0.09 [0.006-0.5 IC95%]

Fuente: Modificado de Fisher. Int. STD&AIDS 2006 (UK guideline)

 

Estimación de la probabilidad de adquirir el VIH según el tipo de exposición

TIPO DE EXPOSICIÓN RIESGO (por cada 10.000 exposiciones)
Transfusión de sanguínea 9.250 (8900-9610)
Madre a hijo (sin profilaxis antirretroviral) 2.260 (1700-2900)
Compartir agujas para injección 63 (41-92)
Pinchazo percutáneo con aguja 23 (0-46)
Exposición sexual  
Sexo anal receptivo 138 (102-186)
Sexo anal insertivo 11 (4-28)
Sexo vaginal receptivo 8 (6-11)
Sexo vaginal insertivo 4 (1-14)
Sexo oral receptivo Bajo (pero no cero) (0-4)
Sexo oral insertivo Bajo (pero no cero) (0-4)

 

¿El VIH/SIDA es una enfermedad contagiosa o infecciosa?

Primero aclararemos algunos conceptos que llevan a confusión, en la concepción o percepción que tiene algunas personas sobre la pandemia del VIH/sida y es la diferencia entre enfermedad infecciosa, transmisible y contagiosa.

Enfermedad infecciosa

Enfermedad causada por un microorganismo, como una bacteria, un virus o un protozoo, que no se encuentra normalmente en el cuerpo y que puede causar infección. Algunas enfermedades infecciosas, no todas, son contagiosas, lo que significa que pueden propagarse de una persona a otra. Otras enfermedades infecciosas pueden propagarse de los animales o insectos al ser humano, pero no de una persona a otra. El VIH es infeccioso. Y puede ser transmisible o no transmisible.

Enfermedad infecciosa transmisible

Las enfermedades infecciosas transmisibles (o contagiosas) se pueden propagar directamente desde el individuo infectado, a través de sus secreciones, su piel o sus mucosas o, indirectamente, a partir de la contaminación del aire, de un objeto inanimado o de un alimento por la persona infectada, como suele ocurrir con la gripe. Enfermedad causada por un microorganismo y, por lo tanto, con el potencial de ser transferida infinitamente a más personas. Puede transmitirse a otras personas o no. No se transmiten por ejemplo las enfermedades causadas por toxinas provenientes de la intoxicación alimentaria o infecciones provocadas por toxinas del medio ambiente como las del tétanos. El VIH es infeccioso.

Enfermedad infecciosa no transmisible

En las enfermedades infecciosas no transmisibles el microorganismo no se transmite de un individuo a otro sino que requiere circunstancias especiales, sean medioambientales, accidentales u otras, para su transmisión. En estos casos en los que las personas infectadas no transmiten la enfermedad los microorganismos necesitan especies de vectores intermediarios (como el mosquito que causa la malaria) o transferencia de líquidos corporales (como la sangre de las transfusiones, las jeringas de uso compartido o el contacto sexual) para provocar la infección. El VIH es infeccioso.

Enfermedad contagiosa

Enfermedad que se puede transmitir muy rápidamente de una persona a otra por medio de contacto directo (al tocar a una persona infectada), contacto indirecto (al tocar un objeto contaminado) o por contacto con gotitas (inhaladas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla), como el ántrax, gripe, sarampión, tuberculosis.

Su agente causante infeccioso puede sobrevivir fuera del organismo humano, en el ambiente, (agua, objetos, toallas, alimentos, etc...) en el organismo de un animal portador durante largos periodos de tiempo, se puede adquirir a través del contacto con estos medios. Puede sobrevivir fuera del cuerpo humano. El VIH no es contagioso.

Enrique Merino