HERPES SIMPLE

Definición

El herpes simple es una infección que afecta principalmente la boca o el área genital.


Causas, incidencia y factores de riesgo

Existen dos cepas diferentes del virus del herpes simple:

  • El virus del herpes simple tipo 1 (HVS-1) que usualmente está asociado con las infecciones de los labios, la boca y la cara. Es el herpes simple más común y se adquiere usualmente durante la niñez. Con frecuencia, causa lesiones dentro de la boca como herpes labial (ampollas febriles) y se trasmite por contacto con saliva infectada. Hasta el 90% de las personas desarrollan anticuerpos contra el virus del herpesvirus simple tipo 1 (HSV-1) en la adultez.

  • El virus del herpes simple tipo 2 (HVS-2) se transmite por contacto sexual y sus síntomas abarcan úlceras o llagas en los genitales. Además de las lesiones orales y genitales, el virus también puede llevar a complicacaciones, como meningoencefalitis (infección del revestimiento del cerebro y del cerebro mismo) o causar infección ocular (en particular la conjuntiva y la córnea). Sin embargo, algunas personas pueden tener este virus pero no mostrar los síntomas. Hasta el 20 al 30% de los adultos en los Estados Unidos presentan anticuerpos contra este virus. La infección cruzada de los virus tipo 1 y 2 puede ocurrir a causa del sexo orogenital.

Una infección de un dedo de la mano, llamada panadizo herpético, es otro tipo de infección por herpes que, por lo general, afecta a los médicos (debido a que están expuestos a las secreciones bucales durante los procedimientos) y, algunas veces, a los niños más pequeños.

El virus del herpes puede también infectar al feto causándole anomalías congénitas e igualmente se puede trasmitir a un recién nacido durante el parto vaginal, si la madre está infectada con dicho virus, en especial si la madre tiene infección activa en dicho momento. En un número pequeño de casos, el herpes puede diseminarse a otros órganos, incluyendo los ojos, la garganta, los pulmones y el cerebro.

Sin embargo, el virus se puede trasmitir incluso cuando no hay presencia de síntomas o lesiones visibles.


Síntomas

  • Úlceras bucales

  • Lesiones genitales (masculinas) que pueden estar precedidas por sensación de ardor u hormigueo

  • Lesiones genitales (femeninas) que pueden estar precedidas por sensación de ardor u hormigueo

  • Ampollas o úlceras, más frecuentes en la boca, labios, encías o genitales

  • Ampollas febriles

  • Fiebre que puede presentarse especialmente en el primer episodio

  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos del cuello o de la ingle

Signos y exámenes

En muchos casos, la apariencia física de las lesiones es altamente indicativa del diagnóstico de infecciones por herpes simple; sin embargo, se pueden realizar algunos exámenes para establecer un diagnóstico definitivo. Entre ellos están:

  • Examen de sangre

  • Cultivo viral de la lesión

  • Examen de Tzanck

  • Prueba directa de anticuerpos fluorescentes (DFA, por sus sigla en inglés).


Tratamiento

El herpes no tiene cura. Una vez que cualquiera de los dos virus entra al cuerpo y se instala dentro de las células nerviosas, no puede ser eliminado. Sin embargo, las llagas herpéticas se pueden tratar. El tratamiento pude acelerar el proceso de curación, reducir el dolor y retrasar o prevenir brotes recurrentes. Habitualmente, el tratamiento se utiliza sólo durante el brote. Esto se llama "terapia episódica." En las personas con el sistema inmunológico debilitado, los brotes pueden ser muy frecuentes y podrían requerir de un tratamiento a largo plazo para prevenir las recurrencias. Esto se llama "terapia supresiva."

Hay tres terapias disponibles para el tratamiento del herpes:

  • Aciclovir (Zovirax®): Aciclovir ha sido estudiado y usado durante muchos años como tratamiento para el herpes oral y genital. Ha sido específicamente estudiado en personas con VIH y herpes; y ha mostrado ser seguro y efectivo. Aciclovir está disponible en cremas tópicas, pastillas y en formulación intravenosa. La mayoría de los expertos acuerdan que la crema no es muy efectiva y que las pastillas son mejores para los brotes leves a moderados, o para la terapia supresiva a largo plazo. Aciclovir intravenoso se usa para tratar los brotes severos o para los episodios en que los órganos internos están afectados. La dosis oral usada para tratar los brotes es de 400mg tres a cuatro veces al día, generalmente por 7 a 10 días. Esta dosis se puede duplicar si las llagas herpéticas no responden al tratamiento. Tomar 400mg del medicamento tres veces al día ó 800mg del medicamento dos veces por día, por períodos más prolongados de tiempo, podría prevenir las reactivaciones de los brotes. Pero por lo general, esto se recomienda sólo en pacientes que tienen historia de reactivaciones frecuentes.

  • Valaciclovir (Valtrex®): Valaciclovir es una "pro-droga" de aciclovir y ha sido específicamente aprobada para el tratamiento del herpes en las personas VIH positivas. A diferencia de aciclovir, valaciclovir necesita ser procesado en el cuerpo antes de que su ingrediente activo (aciclovir) pueda comenzar a controlar la enfermedad. Esto hace que cantidades mayores de aciclovir permanezcan en el cuerpo, permitiendo de este modo una menor dosis oral (por boca). Para brotes herpéticos leves a moderados, valaciclovir se toma por boca solamente una vez al día (1000mg todos los días). Para la terapia episódica, valaciclovir se toma durante 7 a 10 días. Sin embargo, el medicamento se puede tomar todos los días por un tiempo más prolongado, utilizando la mitad de la dosis que se necesita para tratar los brotes (500mg todos los días). Tal como ocurre con aciclovir, valaciclovir raramente causa efectos secundarios.

  • Famciclovir (Famvir®): Famciclovir es uno de los medicamentos más nuevos para tratar y prevenir los brotes herpéticos. Famciclovir es en realidad la forma en pastilla del medicamento en crema tópica llamado penciclovir (Denavir®). Habitualmente, se toma por boca 500mg del medicamento durante 7 a 10 días. La dosis de 250mg diarios que se toma por períodos más prolongados de tiempo, se considera segura y efectiva como terapia preventiva para las reactivaciones de los brotes herpéticos.

En algunos casos, los brotes herpéticos no responden a aciclovir, valaciclovir, o famciclovir, probablemente debido al desarrollo de formas del VHS-1 y VHS-2 resistentes a los medicamentos. Se ha visto que los pacientes VIH positivos con un sistema inmunológico debilitado (habitualmente con un recuento de células T menor a 100), que han recibido aciclovir a largo plazo para el tratamiento y prevención de las reactivaciones de los brotes herpéticos, desarrollan resistencia a los medicamentos para el herpes. Debido a que aciclovir es similar a ambos, valaciclovir y famciclovir, el simple hecho de cambiar a cualquiera de estos dos medicamentos generalmente no es efectivo.

Actualmente, foscarnet (Foscavir®) es el tratamiento más común para la resistencia herpética a aciclovir. El medicamento se suministra por vía intravenosa (IV), usualmente tres veces al día, a menudo en un medio hospitalario o bajo la estrecha supervisión de una enfermera a domicilio.


Grupos de apoyo

Los grupos de apoyo y el servicio de citas y encuentros con personas que tengan el mismo problema están disponibles para las personas con herpes genital.


Expectativas (pronóstico)

Las lesiones orales o genitales generalmente sanan por sí solas en un lapso de entre 7 y 10 días, a menos que la persona presente una condición subyacente que debilite su sistema inmune, caso en el cual la infección puede ser más severa y durar mucho más tiempo.

Una vez que la persona ha sido infectada, el virus se disemina a las células nerviosas y permanece en el organismo por el resto de su vida. El virus se puede reactivar y ocasionar síntomas o brotes en forma intermitente. Las recurrencias se pueden precipitar a causa de la sobreexposición a los rayos del sol, por fiebre, por estrés, enfermedades agudas y medicamentos o condiciones que debiliten el sistema inmune (como cáncer, VIH/SIDA y el uso de corticosteroides).


Complicaciones

  • Meningitis

  • Encefalitis

  • Eccema herpetiforme (herpes disperso a través de la piel)

  • Infección de los ojos, queratoconjuntivitis

  • Infección prolongada y severa en personas inmunosuprimidas

  • Neumonía

  • Infección de la tráquea

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe buscar asistencia médica si se presentan síntomas similares a los de la infección del herpes, ya que muchas condiciones diferentes pueden causar lesiones semejantes (particularmente en el área genital). De igual forma, si se tiene antecedentes de la infección o si se han desarrollado lesiones similares que no se resuelven entre 7 y 10 días o si se presenta una condición que debilite el sistema inmune.

Prevención

La prevención es difícil, ya que el virus puede diseminarse a otras personas cuando la persona infectada no tiene evidencia de un brote en el momento; sin embargo, evitar el contacto directo con una lesión abierta reduce el riesgo de la infección.

Las personas que presentan herpes genital deben evitar el contacto sexual cuando tienen lesiones activas y pueden reducir el riesgo de infección con un comportamiento sexual más seguro que incluya el uso de condones.

Las personas con lesiones por herpes activas deben evitar el contacto con recién nacidos, con niños con eccema o con individuos immunosuprimidos, ya que estos grupos presentan un riesgo más alto de contraer enfermedades más severas.

Para las mujeres embarazadas que presenten infección por herpes simple activa en el momento del parto, es recomendable practicar un parto por cesárea para disminuir el riesgo de infección al recién nacido.

Algunos consejos saludables

Durante los brotes es importante mantener las llagas y el área alrededor de las mismas lo más secas y limpias posibles. Esto ayudará al proceso de curación natural. Algunos doctores recomiendan duchas tibias para la limpieza del área infectada. Luego, secar suavemente con una toalla o con un secador de cabello a temperatura baja o fría. Para prevenir costras, algunas personas evitan el uso de ropa interior muy ajustada. La mayoría de las cremas y lociones no ayudan y hasta podrían irritar el área.

Los aminoácidos lisina y arginina han mostrado jugar un papel en los brotes herpéticos. De acuerdo con algunas nuevas investigaciones, la lisina puede ayudar a controlar los brotes herpéticos. Por otro lado, la arginina puede empeorar los brotes. En consecuencia, los alimentos que son ricos en lisina, y pobres en contenido de arginina, podrían ayudar al control de ambos herpes, genital y oral. El pescado, el pollo, la carne de res, el cordero, el queso, la leche, los frijoles, la levadura de cerveza, un tipo de brotes de habas orientales (mung bean sprouts) y la mayoría de las frutas y vegetales, tienen más lisina que arginina, con excepción de las arvejas. La gelatina, el chocolate, la algarroba, el coco, la avena, la harina blanca y la de salvado, el maní o cacahuate, los brotes de soja y el germen de trigo tienen más arginina que lisina.

¿Se puede prevenir el herpes?

Actualmente se están estudiando vacunas para prevenir las infecciones con herpes, y se espera que exista una vacuna disponible en tres a cuatro años. Las vacunas solamente funcionarán para prevenir el contagio de la infección, pero no podrán controlar los brotes en pacientes que ya estén infectados.

Como se ha comentado en la sección anterior sobre tratamientos, los brotes herpéticos se pueden prevenir usando la terapia con aciclovir, valaciclovir o famciclovir a largo plazo. Sin embargo, la terapia a largo plazo, usualmente, se reserva sólo para pacientes que tienen historia de reactivaciones frecuentes.

¿Hay algún tratamiento en desarrollo para el herpes?

Algunos investigadores están estudiando terapias nuevas para el tratamiento del herpes, incluyendo foscarnet en crema para uso tópico y el medicamento anti CMV en gel para uso tópico, cidofovir. Otro medicamento de uso tópico que está en estudio para el herpes oral y genital es trifluridine, medicamento ya aprobado para el tratamiento de la infección herpética de los ojos.