HERPES GENITAL

Herpes vulvar
Herpes genital

Etiopatogenia

  • VHS-2 ocasiona el 70-90% de los casos de la infección por VHS. La infección por VHS-1 es menos recurrente que por VHS-2; actualmente ha aumentado en adolescentes debido a las relaciones orogenitales.
  • Curación de los brotes entre 6-10 días.
  • El virus se replica en las células superficiales y da lugar a vesículas, luego afecta a los ganglios linfáticos locales y se produce viremia, con diseminación por el organismo.
  • El virus se reactiva por motivos poco conocidos.

Transmisión

El herpes genital se contagia por el contacto directo, íntimo de la piel y las membranas mucosas. Las membranas mucosas de la vagina, pene (uretra) y el ano son especialmente susceptibles a la infección. El virus HSV tipo 2 también se puede transmitir de los genitales a la boca y ojos, sin embargo sucede raramente.

Las personas que tienen herpes genital están mas a riesgo de transmitir el virus cuando las ampollas están presentes (incluyendo el tiempo durante el cual las ampollas se secan y fragmentos de ellas finalmente se caen). Estudios recientes han mostrado que las personas que tienen herpes genital también pueden transmitir el HSV incluso cuando las ampollas no están presentes. Estos estudios han mostrado que las personas con HSV son infecciosos y pueden pasar el virus en un 1 a 5% de los casos cuando NO tienen las ampollas u otros síntomas.

Periodo de incubación

De 7 a 10 días después de la exposición.

Clínica

La primoinfección herpética pasa desapercibida con frecuencia, el 75% de pacientes afectos son asintomáticos. Aumenta la incidencia en adolescentes. Los siguientes episodios son de menor intensidad en los síntomas generales, con síntomas locales más intensos, presentando lesiones iguales a las de la primoinfección. Casi siempre la transmisión se produce por el coito, durante periodos de diseminación asintomático. Síntomas generales: malestar, fiebre, anorexia, adenopatías locales bilaterales y dolorosas a la palpación (aparecen estos síntomas entre el 50-80% de los pacientes).

Localización:

  • Mujer: inicialmente en cuello de útero y en sucesivos brotes en vulva, periné y vagina. Aquí las vesículas se ulceran y son cubiertas por exudado.
  • Hombre: glande o cuerpo del pene, pudiendo durar días las vesículas.

La incidencia de lesiones anales y perianales es creciente en mujeres y hombres homosexuales, cursando con dolor, tenesmo, prurito, secreción, adenopatías bilaterales y a veces síntomas generales.

Diagnóstico

  • Diagnóstico clínico.
  • Exploración física:

     – Examen de genitales externos e internos (cuidado el examen con espéculo, puede ser doloroso por lesiones vaginales).
     – Búsqueda de adenopatías (ipsilaterales, hipersensibles, es muy sugerente).
     – Otra localización del virus es en boca y ojos.

  •  Laboratorio:

     – Frotis de Tzanck, a partir de vesícula no rota.
     – Cultivo celular: tomar muestra de las vesículas en los dos primeros días de su aparición.
    
Como alternativa raspado de las vesículas y el examen del exudado al microscopio con tinción de Giemsa, visualizándose células gigantes multinucleadas.

     – Serología: se detecta aumento de anticuerpos en primoinfección, pero no siempre ocurre en las recurrencias.

Diagnóstico diferencial

La base del diagnóstico es la existencia de vesículas y, una vez rotas éstas, el signo patognomónico es la lesión exulcerada. Actualmente se considera la causa más frecuente de ulceración genital de origen infeccioso.

En estas lesiones ulceradas es donde hay que establecer el diagnóstico diferencial con las lesiones ulceradas que aparecen en la sífilis y en el chancro blando:

  • Lesiones herpéticas: ulceras múltiples, dolorosas y de pequeño tamaño. Se acompañan de ganglios duros.
  • Lesiones en sífilis: en el chancro sifilítico aparece lesión única, indolora. Se acompaña de ganglios duros.
  • Lesiones en chancro blando: lesiones múltiples, dolorosas, sangrantes al roce, con adenopatía dolorosa y fluctuante.

Tratamiento

El tratamiento de la primoinfección:

  • Aciclovir 400 mg, 3 veces al día, 7-10 días.
  • Aciclovir 200 mg, 5 veces al día, 7-10 días, 14 días.
  • Famciclovir 250 mg, 3 veces al día, 7-10 días, 5 días.
  • Valaciclovir 1.000 mg, 2 veces al día, 7-10 días, 10 días.

El tratamiento de las recidivas:

  • Aciclovir 400 mg, 3 veces al día, 5 días.
  • Aciclovir 800 mg, 2 veces al día, 5 días.
  • Aciclovir 800 mg, 3 veces al día, 2 días.
  • Famciclovir 125 mg, 2 veces al día, 5 días.
  • Famciclovir 1.000 mg, 2 veces al día, 1 día.
  • Famciclovir 500 mg, dosis única, seguido de 250 mg, 2 veces al día, 2 días.
  • Valaciclovir 500 mg, 2 veces al día, 3 días.
  • Valaciclovir 1 g al día, 5 días.

Terapia supresora (para pacientes con frecuentes recidivas). Reduce la tasa de recidivas y reduce la tasa de transmisión en personas con múltiples parejas:

  • Aciclovir 400 mg, 2 veces al día.
  • Famciclovir 250 mg, 2 veces al día.
  • Valaciclovir 500 mg, 1 vez al día.
  • Valaciclovir 1 g al día.

Evaluar al año la tasa de recidivas. Está demostrada la eficacia de aciclovir durante 6 años, y de famciclovir y valaciclovir durante 1 año. El tratamiento supresor diario se utiliza cuando aparecen más de cinco brotes al año de herpes genital. Este tratamiento reduce el número de recurrencias y el grado
de diseminación, pero no está demostrado que disminuya el riesgo de transmisión a una pareja sexual.

El tratamiento tópico del herpes genital tiene como objetivo evitar la irritación y la maceración, por lo que no se recomienda la aplicación de estos productos, como realizar tratamientos anticongestivos a modo de compresas o baños de sulfato de zinc muy diluido y cobertura antibiótica con cre-
mas de ácido fusídico o gentamicina.