Derechos Humanos de VIH/SIDA

Derechos Humanos (DD-HH) de las personas con VIH y discriminación social/laboral

Mundo Positivo & Todosida ofrece en esta página de Derechos Humanos, donde reúne los diferentes recursos disponibles para; conseguir un asesoramiento y apoyo en esta problemática que tan desgraciadamente y frecuentemente soportan las personas con VIH, la discriminación social y laboral.

Las violaciones de los derechos humanos de las personas seropositivas al VIH, se producen sistemáticamente en cuatro grandes ámbitos- el sanitario (se viola el derecho a la confidencialidad), el carcelario, el laboral y social (viajes: la entrada y residencia de algunos países).

La situación de la pandemia del SIDA y VIH en España es un desastre de grandes magnitudes, el cual nos lleva a ser el país Europeo mas afectado por la enfermedad, la situación es dramáticamente excepcional, unas 140.000 personas malviven con el VIH y son discriminadas sistemáticamente en muchos casos, y han de vivir la enfermedad en la ocultación y la soledad, en la inmensa mayoría de casos.

La discriminación laboral, imposibilita, un trabajo digno, y que la persona con el VIH, ejerza la libertad de hablar de su enfermedad, las personas con el VIH no son libres para hablar de su enfermedad y dependen de la ocultación de su enfermedad para poder subsistir, esto ocasiona trastornos de ansiedad y depresión, las personas con el VIH no tienen porque mentir ocultar su estado serológico, hay que devolver la dignidad moral a la personas con el VIH.

Discriminación y estigma a personas con el VIH o sospecha de tenerlo

El SIDA al aparecer en nuestras vidas, ha marcado unas nuevas pautas de comportamiento, las personas o empresas han desarrollado diversas maneras para "protegerse de la enfermedad", "una de cada tres personas en España no trabajaría o estudiaría con una persona infectada con el VIH"

Este rechazo social, es una de las principales impedimentos para que se controle la pandemia, y que haya tantas nuevas infecciones, las personas que están en el segmento de la población que ha adquirido el VIH pero no lo sabe, es consciente de que si se hace la prueba, estará confirmada su situación serólogica y tendrá que enfrentarse a la discriminación social, muchas de ellas intuyen que pueden tener el VIH, pero no quieren hacerse la prueba, por miedo la rechazo, si ellos no saben que tiene el VIH, es como si no lo tuvieran, negar la sospecha o negar la realidad, es un mecanismo de autodefensa ante una situación hostil, cambiar esta situación es trabajo de todos.

El rechazo y la discriminación es el principal impedimento para neutralizar el avance del VIH en nuestra sociedad, seguramente habrá mas motivos ya los abordaremos, mas adelante.

Una de cada tres personas discriminaría o estigmatizaría, significa que un tercio de la población de 44.395.286, que son 14.798.428, si discriminarían a una persona con el VIH, es muy vergonzoso el comportamiento de este amplio sector de la población, estas "personas" serán o son trabajadores y empresarios, y en sus vidas ejercerán la discriminación contra las personas con VIH, si se les presenta la oportunidad.

La "discriminación por enfermedad" esta prohibida y es un delito, hecho que convierten a las personas que la padecen en victimas de un hecho injusto e ilegal y los que lo practican, en delincuentes y antisociales.

Estas afirmaciones están sustentadas en nuestro sistema de leyes:

El estado está incumpliendo con su obligación de actuar para eliminar la discriminación.

Pese contar con leyes que penalizan a las empresas y personas en sus actitudes delictivas y discriminatorias, estos siguen encontrando modos para discriminar a las personas con VIH, eso nos indica que aunque no tuviéramos una ley especifica del VIH-SIDA, España no tiene una ley específica del VIH/sida y cada vez más paises del mundo si la tienen, (próximamente haremos un estudio de leyes del VIH/SIDA en el extranjero) la elaboración de dicha ley tampoco garantiza que se acabe con la discriminación, como ha sucedido con ley de la violencia de género, así que las mejores medidas son las que benefician al individuo afectado directamente como prestaciones extraordinarias de Discriminación Inversa o Acción Positiva.

Hace 25 años que el agente causal del SIDA (Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida) el V. I. H. (Virus de Inmunodeficiencia Humana) se descubrió, y después de 25 años de discriminación soportada por las personas con el VIH, las cosas siguen igual en este aspecto, el Estado tiene la obligación de indemnizar o proteger con medidas especiales de Discriminación Inversa o Acción Positiva (ver Constitución Europea Articulo 7 - Acción positiva y medidas específicas) a las personas que forman esta minoría marginada, la discriminación que ejerce una persona o empresa contra una persona por tener el VIH, solo supone, en caso de poder justificarse el despido por discriminación, que no suele haber pruebas y es la interpretación de un juez, suponiendo que la persona haya efectuado la denuncia (son miles los casos que no se lleva acabo ninguna denuncia, por privacidad, son contados los casos de sentencias favorables), las empresas con una cantidad de dinero y se quitan el problema, pero la persona que tiene el VIH sigue con su problema en otra parte, nuevamente allá donde vaya.

En el pandemia del SIDA, el Estado no ha de eludir su responsabilidad, la salud pública es responsabilidad del gobierno Español, a quien corresponde la organización de todas las actividades comunitarias que directa o indirectamente contribuyen a la salud de la población, debe poner los medios económicos necesarios para buscar una solución, acabar con la discriminación, las nuevas trasmisiones del VIH, sin embargo el SIDA es un problema de toda la comunidad, solo una perspectiva global puede reducir el problema a una mínima cuantía y se ha de hacer participe e involucrar a toda la población en buscar soluciones colectivas e individuales, toda la sociedad ha de estar involucrada y las campañas han de estar dirigidas a toda la población en general, y solo hacer campañas especificas en segmentos en los que esta población no aceda a los medios de uso masivo, como pueden ser personas carentes de libertad, personas adictas a sustancias toxicas, o población excluida socialmente.

Esta situación pone a las personas con el VIH en personas que compiten en inferioridad de condiciones con el resto de la población, creando una desigualdad de oportunidades, así el Estado ha de proporcionarle una ayuda económica directa, (Artículo 9 de la Constitución Española) que si sabemos repercutirá en la mejora de la calidad de vida del enfermo, y reducirá el numero de nuevas transmisiones del VIH, son medidas de Discriminación Inversa ó Positiva, o Acción Positiva, y tienen el fundamento jurídico en la Constitución Europea (Constitución Europea Articulo 7) y Objetivos de la Unión (ARTÍCULO I-3) .

Así en la historia del SIDA, viene marcada por los primeros 15 años, donde las personas se morían irremediablemente, los siguientes 10 años la supervivencia aumento considerablemente, gracias a los avances médicos, hasta el punto de convertir la enfermedad en un alargamiento de la supervivencia, pero de gran mortalidad, ya que las personas con el VIH tienen 60 % menos de perspectiva de vida que el resto de la población, pero lo verdaderamente frustrante de esta situación es que no hemos avanzado absolutamente nada en materia de discriminación, después de 25 años soportando las discriminación, no se han realizado ninguna medida de Discriminación Positiva, en Europa Discriminación Inversa (Acciones establecidas por rango de Ley, que actúa por cuotas o trato preferencial, para igualar los Derechos o oportunidades de la minorías discriminadas, que tienen menos oportunidades en la vida, con objeto de conseguir igualdad entre los afectados y no afectados), para contrarrestar los efectos de la discriminación.

La Discriminación Inversa, es una de las recomendaciones elaboradas por el Instituto de Derechos Humanos Bartolomé de las Casas de la Universidad Carlos III de Madrid, en su informe FIPSE "Discriminación y VHI/SIDA 2005, ninguna entidad que defiende los Derechos de las personas con el VIH, ni el Ministerio de Sanidad y Consumo, ni el SPNS, ni las ONGs hacen referencia o actuaciones de esta propuesta de demandar normas especificas para eliminar la discriminación contra las personas con el VIH, para llevarla a término, y acabar con la desigualdades. Excepto Mundo Positivo.

Si dividimos la Historia del VIH en España en Etapas podrían quedar así:

  1. Descubrimiento de la enfermedad e impotencia para tratarla con resultado de muerte. Nivel alto de discriminación. La mayoría de personas con el VIH ocultan tu estado.
  2. Aplicación de medicamentos que controlan la enfermedad (era TARGA -Tratamientos Anti-Retrovirales de Gran Actividad) y la convierten en crónica alargando la supervivencia, relajamiento de la población general, nivel alto de discriminación. La mayoría de personas con el VIH ocultan tu estado serológico. Esta fase es la que debemos empezar a trabajar para cambiar las cosas o siempre estaremos en la dos fases anteriores.
  3. Fase incipiente en la que queda pendiente, "devolver la dignidad a las personas con el VIH", las personas con el VIH pueden expresar su condición sin que sea un problema para ellos y son aceptados por la mayoría de la población y centros de trabajo, el estado ejerce una protección, y ha tomado las oportunas medidas para llegar esta situación. Nivel bajo de discriminación.

Las personas afectadas han de gozar de privilegios, amparados en nuestro sistema de Justicia Social.

!!VASTA YA DE DISCRIMINACIÓN Y SI NO SE PUEDE CONTROLAR INDEMNIZACIÓN!!

Los próximos 25 años han de dedicarse a dignificar la situación de las personas con el VIH, en lo que podríamos llamar la DIGNIFICACIÓN SOCIAL DEL VIH/SIDA.

En la encuesta, hemos visto que millones de personas están dispuestas a discriminar a las personas con el VIH, a continuación veremos exactamente algunas de las situaciones, en donde se manifiesta la discriminación, y como afectan a la negación de oportunidades esenciales para el desarrollo del individuo, como el puesto de trabajo, el acceso la vivienda en la contratación de una hipoteca, etc...estos casos han sido recopilados en el Estudio FIPSE sobre discriminación arbitraria de las personas que viven con VIH o SIDA (DISCRIMINACIÓN Y VIH-SIDA 2005) llevado acabo por el Instituto de las Casas de la Universidad Carlos III de Madrid, se presentan por áreas en las que han sucedido:

  •     Tratamiento diferente por razón del estado serológico respecto al VIH/sida
  •     Realización de pruebas del VIH sin conocimiento
  •     Negativa a informar a una persona de los resultados de las pruebas del VIH
  •     Pruebas obligatorias antes de la contratación laboral
  •     Pruebas obligatorias durante el desempeño del trabajo
  •     Preguntas relacionadas con el estado serológico respecto al VIH/sida y/o el "modo de vida"en los formularios o durante la entrevista de reclutamiento
  •     Falta de confidencialidad sobre el estado serológico respecto al VIH/sida
  •     Despido, o cambio(s) en las condiciones de empleo, por razón del estado serológico respecto al VIH/sida
  •     Restricciones por razón del estado serológico respecto al VIH/sida (por ejemplo, ascensos, ubicación del trabajo, formación y/o prestaciones laborales)
  •     Denegación de empleo por razón del estado serológico respecto al VIH/sida
  •     Pruebas obligatorias, declaración del estado serológico o certificado de negatividad del
  •     VIH como condiciones de acceso a la vivienda o derecho de permanencia

Las condiciones que establecen los bancos para la realización de un crédito hipotecario suponen, de hecho, en ocasiones la exclusión a las viviendas en propiedad de las personas que tienen VIH y que no pueden financiarlas con recursos propios (la mayoría de la población).

Éstas incluyen situaciones como la exigencia de la prueba de VIH al negociar un contrato de alquiler, la exigencia del certificado de negatividad para la permanencia en un domicilio la expulsión en caso de positividad al VIH.

    Servicios Financieros.

Observar este dato el Informe FIPSE, concluyente de la disposición de la entidades bancarias y su sensibilidad hacia el VIH/sida

"Para poder conocer los protocolos que afectan a la denegación la existencia de restricciones en el acceso a créditos por razón del estado sexológico respecto al VIH/sida o la pertenencia a un grupo considerado de alto riesgo de VIH, se enviaron ciento veintidós cartas a los setenta y cinco bancos registrados ante el Banco de España, así como a las cuarenta y siete cajas de ahorro inscritas en el mismo registro. La respuesta recibida en esta ocasión ha sido de una sola entidad".

Muy significativo de la realidad

 Denegación o restricciones en la contratación de seguros (por ejemplo, seguros de vida) por razón del estado serológico respecto al VIH/sida o la pertenencia a un grupo considerado de alto riesgo de VIH.

Enrique Merino - Mundo Positivo & TodoSida