Usted esta enVías de transmisión del VIH

Vías de transmisión del VIH


By Todosida - Enviado en 23 Enero 2013

Preguntas frecuentes sobre como se transmite el VIH/sida

 

 

Vías de transmisión del VIH

 

Primero aclararemos algunos conceptos que llevan a confusión, en la concepción o percepción que tiene algunas personas sobre la pandemia del VIH/sida y es la diferencia entre enfermedad infecciosa, transmisible y contagiosa.

¿El VIH/sida es una enfermedad contagiosa o transmisible?

Enfermedad infecciosa:

Enfermedad causada por un microorganismo y, por lo tanto, con el potencial de ser transferida infinitamente a más personas. Puede transmitirse a otras personas o no. No se transmiten por ejemplo las enfermedades causadas por toxinas provenientes de la intoxicación alimentaria o infecciones provocadas por toxinas del medio ambiente como las del tétanos.

Enfermedad transmisible:

Enfermedad infecciosa contagiosa que se puede transmitir de una fuente a otra por medio de bacterias o virus infecciosos, como candidiasis vaginal, VIH, gonorrea, hepatitis B y C, herpes genital.

Enfermedad contagiosa:

Enfermedad de muy fácil transmisión que se propaga rápidamente de una persona a otra mediante el contacto directo o cercano como ántrax, gripe, sarampión, tuberculosis.


El VIH sólo se transmite por las vías siguientes:

1. Vía sexual:

La entrada de la sangre, el semen o el fluido vaginal de una persona VIH positiva al torrente sanguíneo de una persona VIH negativa, durante una relación sexual sin protección (vía anal, vaginal u oral).

El beso profundo, riesgo de transmisión muy bajo

El VIH no se encuentra en la saliva en cantidades suficientes para infectar, en circunstancias normales. Si dos personas se dan besos profundos, incluso prolongados y tienen sus bocas sanas, no hay riesgo.

Sin embargo, si hay heridas en las encías o úlceras en la boca, ésta podría ser una vía de entrada para el VIH si en la saliva de la otra persona también hay sangre. Este riesgo es teórico. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de los EE.UU. han investigado únicamente un caso de infección por VIH que podría ser atribuido al contacto con la sangre durante un beso profundo, repito que podría ser atribuido, por lo tanto, se podría decir que riesgo es muy bajo o no existe.

Para evitar este riesgo es importante una buena higiene bucal y evitar el uso de hilo dental al menos hasta una hora antes de tener un encuentro casual.

Sexo oral:

Sexo oral felación (lamer el pene), cunnilingus (lamer la vulva), anilingus o beso negro (estimulación del ano con la boca) el riesgo es mas bajo que en la penetración

Felación:

Es importante saber que el VIH se encuentra presente en el semen, el líquido preseminal y los fluidos vaginales. Esto significa que tragarlos implica riesgo. Si se produjera la eyaculación en la boca, no tragar el semen, enjuagar la boca con agua. El virus contenido en el semen puede entrar en el torrente sanguíneo a través de heridas que se encuentran en la boca o la garganta y así producirse la infección. Para eliminar el riesgo se pueden utilizar métodos de barrera, existen condones sin lubricante, de diferentes sabores, incluso, precisamente para poder practicar el sexo oral con condón.

Los condones también pueden ser utilizados para preparar "barreras" que se colocan sobre la vagina. Es importante recordar que siempre hablamos no sólo de prevenir la infección por el VIH, sino también otras enfermedades de transmisión sexual (ITS). Es posible infectarse con el VIH a través del sexo oral. El riesgo no es cero. El riesgo de infección con el VIH a través del sexo oral es muy bajo. Es mucho más bajo que con otros tipos de actividades sexuales sin protección. Sin embargo, otras enfermedades como el sífilis pueden transmitirse a través del sexo oral.

Cunnilingus:

Es una práctica de riesgo por el contacto de las posibles heridas de la boca y la garganta con el fluido vaginal. Las heridas que puede haber en la boca de quien realiza esta práctica, serían la puerta de entrada del VIH, contendido en el fluido vaginal, al organismo. Ese riesgo aumenta con la menstruación, por la presencia de sangre.

Anilingus:

La transmisión del VIH podría producirse si se le realiza un anilingus a una persona infectada habiendo presencia de sangre en la zona anal - hemorroides, por ejemplo - que pueda entrar al torrente sanguíneo por la boca. Sin embargo, esta práctica sexual sí está relacionada con la transmisión de otras infecciones como la sífilis, la hepatitis y algunas parasitosis, por lo que es recomendable el uso de barreras tales como preservativos abiertos.

Caricias, abrazos, masajes, no tiene riesgo de transmisión

Todas las practicas habituales de la convivencia no tienen riesgo de transmisión, como las caricias, masajes, besos, apretón de manos y abrazos.

Penetración Anal es una practica de alto riesgo

La penetración anal es la práctica que más riesgo implica de infección por el VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS), tanto por quién penetra como por quien es penetrado. Aunque no haya eyaculación el riesgo es real por la presencia de sangre. (micro-heridas en el ano o el pene). Para prevenir las infecciones hay que utilizar preservativo, desde el inicio hasta el final de la penetración. Para facilitar la penetración y evitar que el preservativo se rompa se puede emplear lubricante hidrosoluble (soluble en agua, nunca aceites, crema o vaselina que dañan el látex).

Penetración vaginal es una practica de alto riesgo

La penetración vaginal es una práctica de alto riesgo para los dos, pero la mujer tiene mas riesgo que el hombre debido a la recepción del líquido seminal y la mayor superficie expuesta al contacto. Esta práctica puede producir micro heridas en el pene y la vagina, a través de ellas el virus contenido en sangre, semen y/o fluidos vaginales pueden infectar.

Juguetes sexuales

Existen diversos aparatos para su uso en juegos sexuales, tales como los dildos, vibradores, bolas chinas, hay un amplio catálogo. Los aparatos deben estar higienizados correctamente y no intercambiarlos durante el juego sexual sin la protección del condón, antes de usarlo, una buena lubricación evitará heridas y traumatismos, podrían intercambiar fluidos con capacidad de infectar.

Fist Fucking

Esta práctica erótica consiste en la penetración anal con el puño. El uso de abundante lubricante, guates de látex, tener las uñas cortas y no llevar anillos, facilitaría la penetración y evita desgarros y hemorragias para quien realiza la penetración.

Esta practica no implica riesgo de infección por el VIH, para que existiera riesgo tendrían que tener heridas abiertas en la mano y no haberse puesto guantes para protegerlos, para quien es penetrado puesto que no hay semen, si después de practicar el Fist Fucking se penetra con el pene sin preservativo se daría el riesgo de infección ya que el VIH podría entrar por la herida abiertas en el ano.

Sado Maso

Bajo ese nombre se incluyen prácticas de sexo donde se mezclan el placer y el dolor. Las personas que realizan este tipo de prácticas emplean por lo general, juegos de sumisión en los que se pueden utilizar diversos objetos como látigos, cuerdas, pinzas... El uso de dichos objetos puede provocar cortes y heridas, que permiten la entrada del VIH en el organismo. Para evitar la infección conviene no compartir esos utensilios y proteger las heridas.

Su estética ("leather", fetichista...) es una importante herramienta de reconocimiento entre las personas que realizan sexo duro y/o S/M, pero no es determinante. Lo importante dentro de este juego erótico es pactar los limites y lo que estas, o no, dispuesto a hacer.

Masturbación mutua

Consiste en la estimulación con la mano de los genitales de tu pareja sexual. La masturbación mutua es muy improbable que se produzca una infección por el VIH, puesto que eso solo puede ocurrir, si una herida sangrante en la mano se tocara con otra herida sangrante de los genitales. Son situaciones poco probables que fácilmente se solucionan cubriendo al herida.


2. Vía sanguínea:

La entrada de la sangre de una persona VIH positiva al torrente sanguíneo de una persona VIH negativa a través de desgarros de la piel o mucosas, durante un accidente laboral, una transfusión o derivados, trasplantes de órganos- riesgo muy disminuido actualmente - o al compartir jeringas u otros objetos punzantes - tatuajes, piercings, etc.

Si usas jeringuillas, hay que usar una aguja y jeringa nuevas cada vez que se inyecte droga o, si no es posible, desinfectar una ya usada, llenándola con lejía doméstica sin diluir (durante 30 segundos) y aclarándola con agua fría, repitiendo esto tres veces. Lavarla con agua no sirve para nada.

Contagio por objetos punzo cortantes

El VIH muere muy fácil fuera del organismo, aún así cualquier objeto punzo cortante puede ser el vehículo de una infección por VIH siempre y cuando cumpla con los siguientes requisitos:

  • Que tenga sangre fresca y en una cantidad apreciable a la vista.
  • Que el objeto haga una herida y la sangre fresca se mezcle con la nuestra.
  • Que no esté lavado, desinfectado y/o esterilizado.

3. Transmisión vertical

De una madre VIH positiva al bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia. Esto se conoce como "transmisión vertical".

Es recomendable que cualquier mujer que quiera tener un bebé o que esté embarazada y crea haber podido estar en contacto con el VIH en los últimos años, busque asesoramiento (médico de cabecera, hospital...) y así decidir si hacerse la prueba del VIH o no.

Si decide hacerse la prueba y el resultado es positivo (está infectada por el VIH), si aún no está embarazada, deberá solicitar información y asesoramiento sobre cómo enfrentarse a esta nueva situación y decidir, además, acerca de su posible embarazo. Si ya lo está y aún no han pasado las primeras 22 semanas de gestación, es posible abortar gratuitamente pues esta situación está contemplada en la ley para la interrupción voluntaria del embarazo (IVE). De no elegir esta opción y seguir con el embarazo, conviene ponerse en manos de un obstetra especializado en este tema, ya que existen tratamientos que pueden reducir el riesgo de transmisión del VIH al futuro bebé.


¿Donde no se transmite el VIH/sida?

Como o donde no se transmite el VIH

Como no se transmite

Donde no se transmite

Apretón de manos

En hospitales o visita del médico

Besos

En salas de espectáculos

Donando sangre

En lugares de trabajo

Por la comida

En la escuela

Con los cubiertos

Reunios con amigos

Con los contactos cotidianos

En transportes públicos o taxis

Dinero o monedas

Fuente pública

Exploraciones médicas

Al abrir puertas

Abrazando

Bebida o café en un bar

Bañandose en el mar

Teléfonos públicos

Evacuando en Aseos

En piscinas, gimansios, duchas


 

¿Cuanto tiempo sobrevive el VIH fuera del organismo humano?

El VIH fuera del organismo es muy lábil, se inactiva con facilidad, pierde enseguida su capacidad infectante y es incapaz de reproducirse.

Hasta este momento no se conoce ningún caso de transmisión del VIH a través de un contacto casual con un medio supuestamente contaminado (pinchazo accidental con una jeringuilla en el parque, en la calle o en la playa, manipulación de preservativos usados, etc). En general, en caso de contacto con alguno de estos objetos, no se recomienda la realización de la prueba del VIH. Otras infecciones como el VHB, VHC o el tétanos sí deben descartarse tras una exposición de este tipo.

El tiempo que sobrevive el VIH fuera del organismo es muy variable, dependiendo de diversos factores (temperatura, humedad relativa, etc). Se considera que el 90-99% del VIH existente en un fluído fuera del organismo se inactiva en el plazo de unos minutos a unas horas. Para valorar el riesgo de infección se deberá tener en cuenta el grado de posible exposición al virus y el tiempo que ha pasado desde que ese fluido ha podido dejar el organismo portador.

Generalmente, cuando la gente pregunta: "¿Por cuánto tiempo puede sobrevivir el VIH fuera del cuerpo?", quiere decir que han entrado en contacto con algún fluido que creen que puede contener el VIH y tienen miedo de haberse infectado. Casi siempre estas preguntas son acerca de un contacto casual, y sabemos que el VIH no se transmite excepto durante relaciones sexuales sin protección, compartiendo agujas o mediante la exposición importante y directa a sangre infectada.

El tiempo de supervivencia del VIH fuera del cuerpo depende de:

  1. La cantidad de VIH presente en el fluido corporal
  2. Las condiciones a las que se someta el fluido

En un laboratorio, se ha podido mantener al VIH viable (capaz de infectar) por un período de hasta 15 días, incluso después de que el fluido corporal se había secado. Sin embargo, estos experimentos incluyeron una concentración extremadamente alta del virus, que fue mantenida a temperatura y humedad estables. Es muy improbable que estas condiciones existan fuera del laboratorio. El VIH es muy frágil y muchas sustancias comunes pueden matarlo, como el agua caliente, el jabón, el cloro y el alcohol.

Las posibilidades de infectarse con el VIH al manipular un fluido corporal son muy pequeñas, ya que el fluido tendrá acceso al torrente sanguíneo muy raramente. Sin embargo, cualquiera que manipule sangre, semen o fluidos vaginales debe evitar tocarlos con la piel abierta/lastimada o evitar que entren en contacto con las membranas mucosas (como las de la zona del ojo).

Los derrames de sangre deben ser limpiados con agua y jabón y luego con cloro. Para mayor seguridad, la persona que limpie el derrame debe usar guantes de látex y debe lavarse las manos después de hacer la limpieza.

El aire no "mata" al VIH, pero la exposición al aire, seca el fluido que contiene el virus y eso destruye o descompone la mayoría del virus muy rápidamente. Los CDC informan que secar el VIH reduce la cantidad de virus de un 90% a un 99% en pocas horas.

Debe notarse que el VIH puede sobrevivir por varios días en una pequeña cantidad de sangre que permanece en una aguja después de su uso, ya que la sangre está atrapada y el aire no la puede secar. Como resultado, el uso de agujas es muy riesgoso en cuanto a la transmisión del VIH se refiere; las mismas brindan una ruta directa al torrente sanguíneo. Idealmente, las agujas nunca se deberían re-usar, pero si se vuelven a usar, se deberían limpiar con cloro o alcohol antes de re-usarlas.

 


¿Qué fluidos humanos tienen capacidad de transmitir el VIH?

Fluidos de una persona infectada con el VIH que si transmiten el virus:

-Sangre, semen, fluido vaginal, lecha materna, líquido cefaloraquideo, liquido amniotico, liquido pleural, sinovial, peritoneo y pericardico.


¿Qué fluidos humanos NO tienen capacidad de transmitir el VIH?

Fluidos de una persona infectada con el VIH que No transmiten el virus:

-Saliva, sudor, lágrimas y orines.

Los fluidos humanos tienen diferentes umbrales de infectividad, para que se produzca el contagio los fluidos deben sobrepasar el umbral (cantidad de virus que hay en ellos). Para que se produzca una transmisión del VIH, debe de haber el contacto con un fluido que supere el umbral en una herida, órgano sexual o anal .

Los fluidos que no superan el umbral no transmiten el VIH. Luego los fluidos humanos de una persona infectada con el VIH de dividen en transmisores y no transmisores del VIH.


¿Por qué los fluidos que están por debajo del umbral no transmiten el VIH?

Por que la cantidad de virus que hay en ellos es pequeña e insuficiente para que infecte a la otra persona.


¿Por qué no transmiten el VIH los mosquitos e insectos?

El VIH no es transmitido por mosquitos, moscas, ticks, pulgas, abejas o avispas. Si un insecto que chupa sangre, pica a una persona con VIH, el virus muere inmediatamente en el estómago del insecto (a medida que digiere la sangre). El VIH sólo puede vivir en las células humanas.

Los mosquitos no pueden transmitir el VIH por dos motivos:

  1. El mosquito chupa sangre e inyecta saliva. La sangre de una persona no es inyectada en la siguiente víctima del mosquito.
  2. El VIH muere inmediatamente en el cuerpo del mosquito. La gente se confunde porque la malaria se reproduce en el aparato digestivo del mosquito, usando al mosquito como parte de su ciclo de vida. El VIH no lo hace.

Estos hechos se confirman al ver los patrones de infección. En zonas donde los mosquitos son comunes y donde prevalece el VIH, el número de casos de SIDA en esas poblaciones no difiere del de otras zonas. Si los mosquitos transmitieran el VIH, se vería una desproporción de casos de VIH entre los niños y los ancianos de esas zonas.