¿Qué es una superinfección o reinfección del vih?

¿Qué es la infección dual o doble?

Dos o más virus pueden infectar un individuo, fenómeno que conocemos como infección doble o dual (o infección múltiple, si es debida a más de dos virus). Si estos virus infectan la misma célula, se puede originar un recombinante.

La infección dual ocurre cuando una persona está infectada por dos o más cepas del vih. Dicha persona puede haber adquirido ambas cepas simultáneamente de una pareja con infección dual o bien de varias parejas. Una cepa diferente del virus es aquella que se distingue genéticamente de la primera en un árbol "familiar" o filogenético.

Las infecciones duales pueden manifestarse de forma secuencial, lo cual puede hacer que la coinfección se parezca a la superinfección. Puede ser que las infecciones duales de expresión secuencial (IDES) ocurran porque las respuestas inmunológicas contra el virus predominante permiten la manifestación de otras cepas del virus presentes en el cuerpo. También pueden suceder cambios aleatorios en poblaciones de virus que evolucionan, lo cual puede parecerse a la superinfección aunque ambas cepas hayan estado presentes desde el principio.


¿Qué es la coinfección?

A la adquisición de distintas cepas del vih de varias parejas muchas veces se le llama coinfección, si todas las cepas del virus fueron adquiridas anteriormente a la seroconversión, es decir, mucho antes de que se reconozca la presencia de cualquier infección por vih.


¿Qué es una superinfección o reeinfección?

Se llama superinfección a la adquisición de distintas cepas del vih de varias parejas si el segundo virus se adquiere después de la seroconversión, o sea, cuando la primera cepa del virus ya se encuentra establecida. La superinfección y la reinfección significan lo mismo. Por otra parte, el término superinfección se ha empleado generalmente para referirse a la infección secuencial, comprendiendo al menos dos transmisiones.

En el caso del sida, se han registrado muy pocos casos de reinfección o superinfección pero están claramente documentados. Hasta ahora se han dado 21 casos documentados de súperinfecciones VER.

Cuando menos, esto prueba que tener vih-1 no protege a la persona de adquirir el vih-2. Hasta ahora se pensaba que los virus recombinantes circulantes eran los más frecuentes.

La superinfección tiene importancia porque podría provocar la resistencia medicamentosa en personas vih+, y tal vez lleve a un avance más rápido de la enfermedad.

Durante los tres primeros años de la infeccción es cuando se producen hasta el 95 % de los casos aparentes de superinfección.

Algunos estudios han comprobado entre el 2 % y 5 % de las personas en que se les ha detectado superinfección, esta se ha producido en el primer año de la infección. Factores como las infecciones agudas o recientes por vih, puede facilitar la superinfección.

Los estudios con infecciones por periodos más largos no se han encontrado casos de superinfección.

Un estudio no dio con ningún caso al cabo de 1,072 años-persona de observación.

Otro no reveló ninguno después de 215 años-persona de observación de consumidores de drogas intravenosas.

Un tercer estudio no encontró caso alguno tras 233 años-persona y 20,859 exposiciones por contacto sexual sin protección.

Es posible que las personas con una carga viral muy baja sean más susceptibles a la superinfección. Las respuestas inmunológicas antivirales y la interferencia viral son menores en personas con carga viral baja, por lo que la superinfección puede ocurrir con más frecuencia en esta población. Se necesita más investigación al respecto para confirmarlo.


¿Qué la Superinfección localizada y la superinfección sistémica?

En el pasado, la superinfección fue descrita como la reinfección de una persona vih + con una cepa genética divergente del vih inicial.

Sin embargo, ahora se piensa que una (o posiblemente más) cepas subsecuentes del vih puede re-infectar a una persona con el vih +, sino seguir dividida en compartimientos, o localizada, muy probablemente dentro de las células de la zona genital y/o de la mucosa rectal.

Cuando una cepa subsecuente del vih se convierte en la cepa dominante del vih en el cuerpo, esto se conoce como superinfección sistémica. Sin embargo, cuando un vih subsecuente infecta solo partes de los compartimientos, la cepa se conoce como superinfección localizada.


¿Qué es una recombinación del vih?

La recombinación genética forma parte del mecanismo normal de replicación de los retrovirus y como tal juega un papel importante en la generación de la diversidad de estos virus. La generación de retrovirus recombinantes requiere que dos virus infecten una célula, bien simultáneamente a través de un episodio único de transmisión, como de forma secuencial, en varios episodios.

En el vih-1, la recombinación se puede producir entre diferentes cepas del mismo subtipo (intra-subtipo), distintos subtipos (inter-subtipo) o diferentes grupos (inter-grupo).


Casos y artículos publicados

Sin embargo, como demuestra el trabajo de "AIDS", los recombinantes únicos son más habituales en la población vih +. "Los únicos son los que se localizan en un sólo sujeto o en varios relacionados, mientras que los circulantes han de detectarse al menos en tres personas sin relación epidemiológica". La explicación a todos estos virus recombinantes únicos tiene que pasar por la reinfección o superinfección.

Casos documentados de reinfección o superinfección:

1) El primer caso publicado de superinfección (Jost S et al. N Engl J Med 2002), corresponde a un paciente infectado inicialmente por transmisión homosexual con virus CRF01-AE, y que fue incluido en el ensayo QUEST en noviembre de 1998, recibiendo TAAE durante 27 meses, y participando en un ensayo de vacunación durante los meses 21 a 27.

Tras el cese del tratamiento, como parte del protocolo del ensayo, durante el segundo rebote de la viremia desde menos de 200 copias/ml a más de 200.000 copias/ml, y coincidiendo con haber tenido múltiples relaciones homosexuales sin protección durante un viaje a Brasil, se detectó virus de subtipo B relacionado filogenéticamente con el Subtipo B de Brasil, tanto en ADN proviral de células mononucleadas de sangre periférica como en ARN de plasma.

Se descartó que la infección por ambos subtipos hubiese sido desde el comienzo de la infección, mediante la amplificación por PCR de diferentes porciones del genoma (gag, transcriptasa inversa, proteasa y la porción C2V3 del gen env) utilizando primeros específicos. La superinfección por el Subtipo B condujo a una progresión rápida de la enfermedad.

2) El segundo caso de superinfección (Altfeld M et al. Nature 2002, 420: 434-9) se refiere a un paciente en el cual se instauró TAAE durante la fase aguda de la infección a la que respondió con una disminución de la carga viral a niveles indetectables, y en el que se detectó posteriormente un incremento de la carga viral durante una segunda interrupción programada del tratamiento que había conllevado el control de la viremia durante cerca de 300 días.

A pesar de existir una respuesta inmunológica de linfocitos T CD8+ que resultaba eficaz contra el virus causante de su primera infección, esta respuesta inmunológica no fue capaz de impedir una segunda infección por un virus genéticamente diferente, pero sin embargo se desencadenó una respuesta de linfocitos T CD8+ específica contra el segundo virus.

Estos datos indican la necesidad de conocer detalladamente la respuesta inmunológica relacionada con la superinfección y el control o no de la evolución de la infección. La respuesta inmune a un primer virus no protege contra un segundo virus, pero la respuesta inmune que pudiera desencadenar la segunda infección podría controlar la evolución de misma.

Por otro lado, el fenómeno de la recombinación podría dar lugar a un gran número de cambios genéticos en el virus, aún no bien definidos, que podrían alterar el tropismo celular, la patogenicidad del virus, o la susceptibilidad al tratamiento antirretroviral, así como a posibles diferencias en cuanto a progresión de la enfermedad. Por ello, el contar con un sistema experimental in vitro que pueda aproximarse a la situación in vivo, podría ayudar a definir la generación de formas recombinantes y los puntos de recombinación específicos que puedan estar más implicados en la patogenicidad del virus, así como conocer las ventajas replicativas de diferentes formas recombinantes.

3)- 6 de Septiembre de 2002.-

Investigadores suizos han documentado un raro caso de un paciente seropositivo que años después resultó de nuevo infectado por una cepa diferente del virus del sida. Los científicos dicen que es una prueba sólida de que pueden producirse superinfecciones si los seropositivos no toman medidas de precaución.

Investigadores de la Universidad de Ginebra detallan que un varón de 38 años, a causa de relaciones sexuales sin protección, resultó infectado por una segunda cepa del vih dos años después de resultar infectado por primera vez en 1998. El caso pudo detectarse porque el paciente fue incluido en un ensayo clínico destinado a comprobar el tratamiento precoz con antirretrovirales.

Durante dos años fue medicado con éxito con la triple terapia de fármacos, que posteriormente fue retirada para administrarle, junto a otros pacientes, una vacuna terapéutica experimental. Pocos meses después, en abril de 2001, tuvo relaciones sexuales sin protección con otro hombre. Al cabo de varias semanas, los médicos observaron que la carga viral (la cantidad de vih circulante en la sangre) se elevó notablemente. Entonces se comprobó que había resultado reinfectado por una cepa diferente del vih. Ahora ha vuelto a recibir la terapia combinada de fármacos y se encuentra en buen estado.

4) - Reinfección in vivo. Descripción de un caso

Hemos demostrado la existencia un caso de reinfección (superinfección) en una paciente de la cohorte de Galicia. Corresponde a una mujer española nacida en 1974 y diagnosticada de infección por vih-1 en 1998. En agosto de 1999 se incluye en la cohorte, para estudio de resistencias y caracterización filogenética de vih-1, no detectándose mutaciones primarias de resistencias a inhibidores de TI ni de PR en ARN de plasma, y resultando estar infectada por vih-1 de subtipo G, en coincidencia con su pareja sexual con la que además compartía jeringuillas.

En agosto de 2001 y en marzo de 2002, y coincidiendo con incremento del nivel de carga viral, disminución de la cifra de linfocitos T CD4+, se detectó vih-1 de subtipo B en el bucle V3, y recombinante BG en pol, tanto en ADN extraído a partir de CMNsp y de aislado primario, como en ARN extraído a partir de plasma.

El fenotipo viral del aislamiento primario obtenido resultó inductor de sincitios y multitrópico. Se observó un cambio en el patrón de mutaciones secundarias y polimorfismos tanto en proteasa como en el bucle V3. Estos resultados son concordantes con una reinfección por vih-1 de subtipo B en una paciente infectada previamente con subtipo G. Desde la fecha del comienzo del estudio y hasta el momento actual continúa compartiendo jeringuillas para el uso de drogas intravenosas y refiere cambios de pareja sexual. No está en tratamiento antirretrovírico.

Todos los casos han sido documentados, por casualidad, los pacientes estaban participando en diferentes ensayos clínicos, que investigaban otras circunstancias. Lo que demuestra una dejadez absoluta por parte de los investigadores en este tema, pero cabe destacar que la todos los pacientes que se han manifestado la reinfección son pacientes que no estaban siendo tratados con la terapia antirretroviral.

¿Que pasa con los pacientes que si están tomando la terapia antirretroviral?

¿Se produce la superinfección o la reinfección?

¿Le importamos a alguien?

¿Alguien se ha tomado la molestia de hacer un ensayo clínico?

 

Articulos publicados sobre reeinfección

No se encuentran indicios de superinfección en parejas vih+ que realizan sexo sin protección - 07/16/04

Estos hallazgos cuestionan la extendida creencia de que es posible que una persona con vih se infecte con una cepa resistente o más virulenta

Un estudio que está llevando a cabo un equipo del Instituto de Virología e Inmunología Gladstone en San Francisco (EE UU) con parejas con ambos miembros vih+ y que tienen relaciones sexuales (anales o vaginales) sin protección no encuentra indicios de superinfección; es decir, de adquisición secuencial de múltiples variantes del vih.

El vih es un virus que muta con facilidad. Existen dos tipos de vih en el mundo, el vih-1 y el vih-2. Cada uno de ellos tiene múltiples variantes conocidas como "subtipos" que se subdividen además en cepas diferenciadas genéticamente.

En este estudio, que se desarrolla en Estados Unidos, se investiga el potencial de superinfección con variantes del vih-1 tipo B, el predominante en dicho país. En 28 de las 33 parejas incluidas hasta la fecha, cada participante está infectado con una cepa del vih-1B genéticamente diferente a la de su pareja.

Según el Dr. Robert Grant, investigador principal del estudio, los hallazgos preliminares presentados el pasado 15 de julio en la XV Conferencia Mundial del sida cuestionan la extendida percepción de que las personas con vih-1 son altamente susceptibles a infectarse adicionalmente con variantes de vih-1 que pueden ser resistentes a fármacos o más virulentas.

La investigación, que sigue en marcha, se denomina Positive Partners study (estudio sobre parejas positivas, en inglés), empezó en 2001 y finalmente incluirá a 200 parejas con vih-1. Está diseñado para investigar la incidencia de superinfección en la población con vih.

Además de las parejas citadas en estos resultados preliminares, se incluyó en el estudio a 30 personas que informaron haber tenido múltiples parejas. Uno de ellos, que recientemente había desarrollado infección por vih-1, presentó una variación altamente divergente del virus en una visita de seguimiento, lo que demuestra, según apunta Grant, que las personas con infección reciente pueden adquirir múltiples virus. En contraste, no se ha visto superinfección en personas que llevan años infectadas, tal como ocurre con las parejas del estudio.

Estudios experimentales en primates han sugerido la posibilidad de que la superinfección pueda restringirse a un periodo ventana corto tras la infección por vih. Además un análisis matemático realizado recientemente mostró que la superinfección dentro de este corto periodo ventana podría ser la responsable de la alta prevalencia de infecciones duales y recombinantes observadas en algunas partes del mundo.

Grant asegura que estos hallazgos justifican que se realicen más estudios para averiguar por qué la superinfección entre personas con infección establecida es rara.

Fuente:http://www.hivandhepatitis.com

Referencia: R Grant and others. No superinfection among seroconcordant couples after well-defined exposure. Abstract ThPeA6949 (poster).

The Gladstone Institute of Virology and Immunology is one of three research institutes of The J. David Gladstone Institutes, an independent, nonprofit biomedical research institution affiliated with UCSF.

For further information, visit http://www.gladstone.ucsf.edu/.

TRADUCCIÓN: Xavier Franquet

CROI: ¿Son los anticuerpos neutralizadores la llave de la superinfección? 07-03-2007

Edwin J. Bernard

La superinfección puede ocurrir en individuos recientemente infectados, debido a la débil respuesta de los anticuerpos neutralizadores, según dos estudios presentados en la décimotercera Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI) en Denver.

Otros dos estudios se presentaron en el CROI, que proporcionan más información sobre la superinfección y los cuatro estudios tienen implicaciones para los individuos vih + y la investigación de vacunas preventivas.

Superinfección localizada versus superinfección sistémica

En el pasado, la superinfección fue descrita como la reinfección de una persona vih + con una cepa genética divergente del vih inicial.

Sin embargo, ahora se piensa que una (o posiblemente más) cepas subsecuentes del vih puede re-infectar a una persona con el vih +, sino seguir dividida en compartimientos, o localizada, muy probablemente dentro de las células de la zona genital y/o de la mucosa rectal.

Cuando una cepa subsecuente del vih se convierte en la cepa dominante del vih en el cuerpo, esto se conoce como superinfección sistémica. Sin embargo, cuando un vih subsecuente infecta solo partes de los compartimientos, la cepa se conoce como superinfección localizada.

Anticuerpos neutralizadores

Los anticuerpos neutralizadores son producidos por las B-células del sistema inmune. Pueden literalmente neutralizar la capacidad del vih de ensamblarse a las T-células CD4. La investigación de estos anticuerpos neutralizadores esta en una fase inicial; actualmente se han descubierto entre 15-20 de tales anticuerpos, que actúan contra por lo menos seis diversas regiones del vih.

Los científicos investigadores de vacunas contra el vih, han desarrollado muchas de sus investigaciones basadas en estos anticuerpos neutralizadores, en los cuales están basadas las esperanzas futuras para proteger a individuos no infectados con el vih.

Había habido la preocupación que los anticuerpos neutralizadores fueran muy específicos, y que puedan neutralizar solamente las propias cepas (autologous) del vih de una persona. Los estudios relatados abajo sugieren que estos anticuerpos neutralizadores puedan ser protectores, proporcionando la información importante para el desarrollo de una vacuna.

No obstante los datos sobre el superinfección presentado en este año de CROI son también de gran interés para los individuos vih +, se refieren a que la superinfección puede ser un acontecimiento clínico significativo, como ha sido sugerido en anteriores informes.

Los datos del estudio presentado por la UCLA/UCSD

Hace dos años en el CROI, los investigadores de la universidad de California, en Los Ángeles (UCLA) y San Diego (UCSD) divulgaron tres casos de superinfección en una cohorte de 78 individuos recientemente infectados, ocurrieron entre 5ª a 13ª meses después de la fecha estimada de la infección inicial.

Los investigadores teorizaron posteriormente que puede ser una carencia de anticuerpos neutralizadores en estos tres hombres que los hicieron vulnerables al superinfección, y presentó los resultados de su estudio este año durante una sesión oral en Denver.

Compararon las respuestas de los anticuerpos neutralizadores antes y después de la superinfección en tres hombres con superinfección identificada previamente en un grupo de control de once hombres gays con continuas exposiciones al vih y sin superinfección. Nadie estaba siendo tratado con terapia antiretroviral.

Las respuestas de los anticuerpos neutralizadores fueron mesuradas contra las propias cepas de vih de cada individuo así como dos cepas del vih (NL4-3 y JRCSF) en el laboratorio.

En las cepas del vih tomadas cuando los hombres no estaban superinfectados, y posteriormente analizadas en el laboratorio encontraron que carecían de los anticuerpos neutralizadores, fue significativo en comparación con el grupo de hombres no superinfectados, que tenía respuestas más fuertes a las dos cepas (NL4-3, p = 0.02; JRCSF, p = 0.05). Además, apenas uno de los tres a hombres superinfectados demostró respuesta (débil) de su propio vih, semejante al del grupo de control, cuál demostró respuestas más fuertes del anticuerpo a su propio vih (p = 0.09).

Después del superinfección, las respuestas de los anticuerpos neutralizadores a los mismos tres virus eran más fuertes en los hombres con superinfección, pero aún tan robustas como en el grupo de control.

Los investigadores también probaron que los hombres con superinfección para cerciorarse de que no era su carencia de la respuesta del anticuerpo neautralizador porque habían tenido menos tiempo para producir los anticuerpos neutralizadores después de ser infectados (y superinfectados) comparado con el grupo de control.

De hecho, encontraron lo contrario: una tendencia para hombres con superinfección por un periodo más largo que los del grupo de control, encontraron la falta de anticuerpos neutralizadores a los hombre superinfectados con un periodo mas corto.

El Dr. Davey Smith, en su presentación, dijo a las audiencias del CROI que los hombres con superinfección tenían menos protección de respuestas de los anticuerpos neutralizadores que el grupo de control. "Estos datos identifican el anticuerpo que neutraliza y previene la superinfección," él concluyó, "y es quizás muy importante para un diseño de las vacunas preventivas".

Implicaciones para los individuos vih-positivos

Durante la sesión en la tanda de preguntas y respuestas que siguió, el Dr. Smith explicó las implicaciones para la gente con el vih. Él dijo que sus datos sugieren que algunas personas tienen más protección que otras, y "que pude haber una periodo ventana para que se produzca la superinfección, y eso puede ser de respuesta de los anticuerpos neutralizadores. Alguna gente pudo tener respuesta de los anticuerpos neutralizadores más lenta que otros y por lo tanto la ventana es más grande."

Los datos de San Francisco

Una segunda presentación del instituto de Gladstone de San Francisco y de la universidad de California, San Francisco (UCSF), ha aparecido para confirmar estos resultados. Habían identificado previamente cuatro casos de superinfección evidente en una cohorte de 104 individuos recientemente infectados. Tres de los casos ocurrieron dentro de un año de su infección del vih inicial; el cuarto ocurrió entre 2 y medio y 3 y medio años mas tarde.

En su presentación en el CROI el año pasado (Grant 2005), divulgaron que el análisis virológico no detectó el virus subsecuente en la línea de fondo, pero reconocieron que sus métodos no podrían detectar las poblaciones del vih de la minoría de menos que el alrededor 3%. Sin identificar el vih en sus respectivas parejas (que era imposible debido al hecho que algunas parejas sexuales eran anónima/os e imposible establecer la fuente del contacto), se tuvo que definir estos caso como superinfección "evidente".

Cuando los investigadores de San Francisco compararon la respuesta de los anticuerpos neutralizadores en los cuatro individuos con aparente superinfección con la respuesta de los anticuerpos neutralizadores de ocho parejas con aguda o reciente infección del vih, sin la evidencia de superinfección que se exponían constantemente al vih (con un promedio de 200 cópulas receptivas sin protección de un preservativo) sus resultados fueron similares a los datos de Los Ángeles/de San Diego: donde encontraron niveles perceptiblemente más altos de respuestas de los anticuerpos neutralizadores en parejas no superinfectadas.

De hecho, las parejas sin superinfección mostraban altos niveles de anticuerpos neutralizadores de su propio vih, y vih de su pareja sexual, y a los virus de otros diez individuos. El Dr. Jeff McConnell, presente precisó que en la mayoría de los casos la neutralización era más fuerte al virus de la pareja que a su propio vih. Esto sugiere, que en la mayoría de casos, los anticuerpos neutralizadores son protectores.

El Dr. McConnell concluyó que los anticuerpos neutralizadores "son estrechos y débiles en ésos con superinfección" y "son más fuertes y más amplios en ésos expuestos pero no superinfectados", una respuesta fuerte de los anticuerpos neutralizadores puede ser la razón que la superinfección sistémica no ocurra en la mayoría de los individuos.

¿Los anticuerpos neutralizadores pueden mantener la "superinfección en su forma localizada"?

El Dr. McConnell reveló durante la sesión de preguntas y respuestas en el CROI que la investigación en curso preliminar de su equipo también sugiere que los anticuerpos neutralizadores están previniendo la superinfección sistémica, conteniendo la infección del vih localmente dentro de la mucosa rectal y de secreciones genitales.

Una presentación del poster del mismo grupo revelo lo que ellos sabían hasta ahora, aunque el poster no concluye que los anticuerpos neutralizadores están previniendo la superinfección sistémica.

Los investigadores examinaron la ADN del vih que fue archivado en las células mononucleares de la sangre periférica (PBMCs) de 17 individuos que habían sido infectados con el vih en una media de diez años, así como dos individuos recientemente infectados. Todos los individuos estaban con la terapia antiretroviral que suprimió niveles "indetectables" del vih en el plasma, y todos estaban expuestos continuamente al vih genético divergente vía sexo con sus parejas sexuales vih +.

Encontraron evidencia de alta divergencia de cepas del vih en la ADN de PBMC de ambos (100%) individuos recientemente infectados, y en tres (el 18%) de los 17 individuos crónico-infectados. Estas cepas del vih que aparecen con mayor diversidad que podría ser causadas por la repetidas mutaciones producidas por la presión del sistema inmunológico del huésped.

Aunque, en 3 de los 5 de los individuos se encontraron cepas mutantes del vih resistentes a los fármacos, sin embargo, esto no había causado fallo en la respuesta virológica del tratamiento.

Concluyeron que un mecanismo desconocido previene la superinfección sistémica en individuos crónico-infectados en el tratamiento. Aparece y hace esto limitando a las cepas del vih adquiridas después de la primera infección a un área localizada.

Estas minoritarias poblaciones están archivadas en PBMCs, pero aun cuando son cepas resistentes al terapia antiretroviral, no parecen causar fallo virológico. Aunque el poster no concluyó esto, es posible que este mecanismo pueda neutralizar los anticuerpos.

Los datos españoles

Una cuarta presentación de dos cohortes españolas sugiere que la superinfección pueda ocurrir con frecuencia en individuos recientemente infectados y que esto es un reflejo minúsculo, pero significativo, del aumento de la carga viral.

Esta presentación del poster incluyó datos a partir de dos cohortes de mujeres recientemente infectadas, y fue restringida a las 120 mujeres que tuvieron un comportamiento sexual del riesgo, y eran naive a la terapia antiretroviral (o había tomado solamente en monoterapia).

Definieron un episodio del comportamiento sexual de riesgo como "el uso no sistemático de condones con una pareja sexual con el serostatus vih-infectado o desconocido," y de ellos consideraba a estas mujeres con riesgo para una superinfección.

Entonces compararon estas 59 mujeres con las 61 mujeres que constataron el uso constante del condón con los parejas sexuales vih-positivos o desconocidos, o el sexo con solamente los parejas sexuales vih-negativos, o ningún sexo.

Un total de 51 de las 120 mujeres tenía una carga viral de la línea de fondo que estaba debajo de 4 copies/ml, y los investigadores se centraron su atención en estas mujeres. Determinaron factores que eso condujo a una subida viral de la carga sobre 4 copies/ml y encontraron que las mujeres con una carga viral de la línea de fondo debajo de 4 copies/ml tenían un aumento peor de 0.01 registros (cerca de 1 copy/ml) por el mes (p=0.02) después de que primero practicaran el sexo desprotegido con una pareja sexual vih-positivo o desconocido del estado. Sin embargo, las mujeres con una carga viral de la línea de fondo sobre 4 copies/ml no tenían este aumento pequeño pero significativo de carga viral después de divulgar los mismos riesgos.

En análisis multivariable de los investigadores encontraron que las mujeres con una carga viral debajo de 4 copies/ml y quiénes estaban "en riesgo de superinfección" eran cerca de 2.5 más probables (la hora 2.31; Ci del 95%, 0.96-5.52; p=0.06) para experimentar un aumento viral de la carga sobre 4 copies/ml.

Concluyeron que este aumento en carga viral "se puede relacionar con la superinfección" y que están realizando actualmente análisis adicional para identificar si éste es de hecho una superinfección.

Referencias
Smith D y otros. La carencia de la respuesta del anticuerpo que neutraliza a HIV-1 predispone al superinfección. Décimotercera conferencia sobre las infecciones de Retroviruses y de Opportunistic, Denver, extracto 91, 2006.

McConnell J y otros. Amplia neutralización de las variantes HIV-1 en pares sin evidencia del superinfección sistémica a pesar de la exposición. Décimotercera conferencia sobre las infecciones de Retroviruses y de Opportunistic, Denver, extracto 92, 2006.

Marcus J y otros. Los linajes virales altamente divergentes en la DNA de la sangre aparecen con frecuencia durante terapia represiva en las personas expuestas al superinfección. Décimotercera conferencia sobre las infecciones de Retroviruses y de Opportunistic, Denver, extracto 297, 2006.

Grant RM y otros. Una frecuencia más alta HIV-1 del superinfección evidente - infección dual secuencialmente expresada (SEDI) - en la infección reciente comparó a la infección crónica. Twelfth conferencia sobre las infecciones de Retroviruses y de Opportunistic, Boston, extracto 287, 2005.

Seng R y otros. El comportamiento sexual a riesgo para la progresión del superinfección del vih y de los niveles de HIV-RNA en mujeres siguió en las cohortes de SEROCO y de PRIMO. Décimotercera conferencia sobre las infecciones de Retroviruses y de Opportunistic, Denver, extracto 731, 2006.

Fuente: http://aidsmap.com/

Traducción Todosida