Estado actual del VIH/SIDA en España - 2015

Estado actual del VIH/SIDA en España - 2015

 

El SIDA es la mayor y peor plaga que la humanidad tiene en la era moderna, ha causado unos Niño tapandose la cara por el sufrimiento55 Un paciente ingresado en la cama de un hospitalmillones de muertos, estimados.

Nosotros trabajamos para un mundo mejor, un mundo sin SIDA, Todosida somos voluntarios que trabajamos conjuntamente con la Asociación Mundo Positivo (personas afectadas e infectadas con el vih).

En España se diagnosticaron 3278 nuevas infecciones de vih en el 2013, y  hasta el 30 de junio de 2014 se ha recibido la notificación  de  760 casos diagnosticados de sida.

En  el  año  2013  se  produjeron  en  España  un  total  de  390.419  fallecimientos,  de  los  cuales  750 (1,9  por  1.000)  fueron  por  VIH/sida.  De  éstos,  604  (80,5%)  se  produjeron  en  hombres  y  146 (19,5%)  en  mujeres.  La  tasa  de  mortalidad  global  por  VIH/sida  fue  de  1,61  por  100.000 habitantes.

El próximo en tener el vih puedes ser tú, un amigo íntimo, alguien de tu familia o vecino

Ya sabes como se transmite el VIH, y como no se transmite, si no lo sabes mira en nuestras páginasFoto de una familia: pareja y dos niños Informativas, de tí depende el tomar medidas de protección. Como dice una campaña del SIDA apoyada por famosos americanos y ingleses "Todos tenemos el SIDA" pensar que el sida es cosa del gobierno, que el gobierno lo paga todo y lo arregla todo es estar equivocado, el gobierno hace la ley del mínino esfuerzo, sus politicas son un fracaso continuo y muchas cosas de las que hace, las hace por demanda y reivindicación de las ONGs de lucha contra el sida, quedan muchas cosas por hacer y necesitamos el apoyo de todos, "El SIDA somos todos".

Se calcula que en Foto de una pareja con su niña de 3 años en la piscinaEspaña hay unas 150.000 personas que viven con el VIH, de estos se calcula que hay unos 30.000 de tienen el VIH y no lo saben, de estas personas tienen comportamientos de riesgo en sus actividades sexuales o del uso de drogas recreativas, pero no se atreven a hacerse la prueba del VIH, por diversos motivos, uno de ellos es la discriminación social y laboral a la que son sometidos las personas con VIH, además se podría hablar de un síndrome o enfermedad que hace que la persona tenga miedo a enfrentarse a la realidad, prefiere no saber su estado serológico, y prefiere vivir con este miedo que enfrentarse a la posible realidad de estar infectado con el VIH.

Esta es una conducta que perjudica a la propia persona y a las personas que tuvieran relaciones sexuales sin protección, en los hospitales se están recibiendo personas enfermas que se cercioran que tienen el vih cuando se ha desarrollado la enfermedad y el sistema inmunológico esta deteriorado y enferman; en estos casos se producen defunciones en un 30% de los casos, por estos motivos es importante detectar la enfermedad en sus estadio tempranoUna pareja hombre/mujer besandose, cuando el sistema inmunológico no esta dañado y permiten a enfermedades oportunistas intervenir, la medicación actual permite tener el sistema inmunológico es buenas condiciones y mantener a raya las enfermedades oportunistas, manteniendo una vida del todo "normalizada" pero no exenta de un gran riesgo de muerte, no hay que olvidar que es una enfermedad mortal y los medicamentos que la atenúan son muy tóxicos y producen, graves lesiones en algunos casos, como neuropatia periférica, daños en el hígado, pancreatitis, daños neurologicos, y etc....

La conveniencia de hacerse la prueba del VIH con regularidad si nos exponemos a conductas de riesgo, es una práctica que nos conviene a todos.

Considera hacerte la prueba si has tenido riesgo de adquirir el VIH

No debemos Dos manos unidasculpabilizar a nadie, puesto que las relaciones sexuales son cosa de dos y ambos son responsables y deben tomar precauciones para que no se produzcan nuevas transmisiones, la responsabilidad se reparte en un 50 % para cada uno, no esta bien culpabilizar al otro cuando todos sabemos que el VIH/SDA existe y como se transmite, las personas somos humanas, no somos perfectos y nos afectan los temores, las emociones, los sentimientos, las drogas o el alcohol y cometemos errores, así que la solidaridad de todos, nos llevará a un mundo sin sida.

Mortalidad por VIH/SIDA en España. Año 2013

Entre 1981 y 2013 se han producido en España un total de  56.829 fallecimientos por VIH/SIDA, 81,0% en hombres y 19,0% en mujeres. El número de defunciones alcanzó su máximo en el año 1995,  con  5.857  muertes.  A  partir  de  este  año,  los  fallecimientos  disminuyeron  de  forma  muy importante  hasta  1998  (descenso  del  68%)  y  desde  1999  el  descenso  ha  sido  más  lento.  Con respecto al año previo, el número de fallecimientos en 2013 se redujo un 14,8%.

La  edad  media  de  los  fallecidos  por  VIH/SIDA fue  de  49,4  años  (DE:  9,7),  siendo  superior  en hombres (49,9 años; DE: 9,8) que en las mujeres (47,4; DE: 9,4) (p<0.05). Según grupos de edad, el mayor número de defunciones, 220 (29,3% del total de fallecidos), se registró en el grupo de 45-49 años, seguido del grupo de 50-54 años con 164 defunciones (21,9% del total). Este patrón se repite tanto en hombres como en mujeres.

Nivel de educación

Entre  2001  y  2014  se  produjo  un  incremento  en  la  proporción  de  pacientes  con  estudios secundarios/superiores (desde el 42,5% en 2001 hasta el 53,0% en 2014). 

Situación social y laboral  

En el último año, la situación social de los pacientes no cambió significativamente con respecto a los tres  años  previos.  La  mayoría  vivía  con  familiares  o  amigos  (501,  64,1%),  12  (1,5%)  estaban  en prisión y 43 (5,5%) vivían compartiendo piso.  
 
Durante el periodo de estudio se ha producido un descenso en la proporción de personas sin empleo. De las 189 personas desempleadas en 2014, 100 (52,9%) no recibían prestación social. 

País de origen  

Del  total  de  casos  con  información,  el  15,6%  de  los  pacientes  encuestados  en  2014  provenían  de países  diferentes  a  España.  Esta  proporción  ha  crecido  desde  el  4,1%  en  2001  (p<0,05).  Las características particulares de los inmigrantes se describen más adelante.

Mecanismos de transmisión  

En el periodo 2000-2014 el mecanismo de transmisión más frecuente fue el consumo de drogas por vía parenteral (5.566, 48,5%) seguido de la transmisión heterosexual (3.040, 26,5%). Se produjeron variaciones  significativas  en  el  tiempo,  destacando  el  progresivo  descenso  de  pacientes  que contrajeron  la  infección  por  el  uso  de  drogas  inyectadas,  de  61,9%  en  2000  a  36,8%  en  2014  y  el ascenso  en  la  proporción  de  aquellos  que  se  infectaron  por  vía  heterosexual,  de  20,0%  en  2000  a 29,2%  en  2014.  La  proporción  de  casos  atribuidos  a  relaciones  sexuales  entre  hombres  también  se incrementó desde el 14,0% en 2000 al 27,0% en 2014.

Nuevos diagnósticos de VIH en España año 2014

Categoría de transmisión

La  transmisión  en  HSH  fue  la  más  frecuente,  51,2%,  seguida  de  la  transmisión  heterosexual,  que  supone  un 28,5%, y la de usuarios de drogas inyectadas (UDI), que sumó un 4,4% (Figura 2). Por tanto, el 80% de los nuevos diagnósticos de VIH del año 2013 tienen su origen en la transmisión sexual. La distribución en las distintas CCAA se  puede  observar  en  la  Tabla  4.  En  cuanto  a  las  tasas  por  categoría  de  transmisión,  quedan  resumidas  en  la Tabla 3, en la que se aprecia como la incidencia de nuevos diagnósticos de VIH en HSH es muy superior a la de los otros grupos. 

Desglosadas las categorías de transmisión según el sexo, entre los hombres, la transmisión HSH supone el 60,2% de  los  nuevos  diagnósticos  de  VIH  en  2013  y  la  transmisión  heterosexual  el  19,4%.  Entre  las  mujeres,  la transmisión heterosexual supone la gran mayoría, con un 80,3% de los nuevos diagnósticos. 

Lugar de origen

En el año 2013, el 32,5% de los nuevos diagnósticos de infección por el VIH se realizó en personas originarias deotros  países. Tras  el  origen  español,  el  más  frecuente  fue  el  latinoamericano  (16%).  Cabe destacar que, en el caso de las mujeres, más del 50% de los nuevos diagnósticos eran inmigrantes.  
 
Al  comparar  las  distintas  regiones  de  origen,  se  observa  que  en  los  casos  procedentes  de  Europa  Occidental  y Latinoamérica,  al  igual  que  en  españoles,  la  transmisión  entre  HSH  es  la  predominante  (67,9%,  62,2%  y  54,3% respectivamente).  En  los  subsaharianos,  en  cambio,  el  87,4%  adquirió  la  infección  a  través  de  la  transmisión heterosexual, frente al 23,8% que representa en españoles.  
 
Analizando las distintas categorías de transmisión, vemos que los españoles son mayoritarios en todos ellas. Sin embargo, en la heterosexual, el 43,4% son inmigrantes, principalmente de origen latinoamericano
y  subsahariano.  También  el  porcentaje  de  inmigrantes  es  alto  entre  los  diagnósticos  en  HSH:  tras  los  de  origen español (71,7%), destacaron los de origen latinoamericano (19,5%). 

Diagnóstico tardío y enfermedad avanzada

El 84% de los nuevos diagnósticos de VIH en el año 2013 disponían de información sobre la primera determinación de linfocitos CD4 realizada tras el diagnóstico. La mediana de CD4 fue de 378 (RIC, 181-571). El porcentaje de EA fue del 27,3%, y el de DT de 46,6%, siendo mayor en mujeres (50% frente a 45,9%). 

Al ser analizado según el sexo y modo de transmisión, el DT es máximo en el grupo de hombres heterosexuales (58,5%), seguido por el de los UDI (55%) y transmisión heterosexual en mujeres (55%). Los HSH, con un 40,6%, son  el  grupo  con  menor  DT;  sin  embargo,  dado  el  peso  que  tienen  en  las  cifras  globales,  son  el  grupo  más numeroso entre los casos de VIH con diagnóstico tardío (48% del total) (Figura 10). El  DT  aumenta  también  con  la  edad,  pasando  de  un  30%  en  el  grupo  de  20  a  24  años,  hasta  un  66,2%  en  los mayores de 49 años.

Nuevos diagnósticos de VIH en España año 2014 por edad y sexo

El  porcentaje  de  personas  diagnosticadas  cuyo  país  de  origen  no  es  España  aumentó  de  forma  progresiva  en  la primera mitad de la década del 2000, pero las cifras se estabilizaron en la segunda mitad y a partir de 2010 parece haberse  iniciado  un  descenso.  Analizando  los  datos  por  regiones  de  nacimiento,  los  sub-Saharianos descienden claramente en el periodo, mientras que el porcentaje de latinoamericanos se incrementa hasta 2010, ya partir de entonces disminuye.
 
Al analizar las tasas por zona de nacimiento y categoría de transmisión se aprecia que, tanto en  españoles como en  extranjeros  las  tasas  son  más  altas  en  HSH  durante  todo  el  período  de  estudio  pero,  mientras  entre  los españoles estas ascienden de forma continuada, en los  extranjeros hay un punto de inflexión en 2010, año a partir del cual parece iniciarse un descenso.   
 
La  estratificación  por  categoría  de  transmisión,  sexo  y  país  de  nacimiento  refleja  una  situación  compleja  y  en proceso  de  cambio,  que  habrá  de  confirmarse  en  años  próximos.  Las  tasas  en  UDI  disminuyen  en  españoles  de  ambos  sexos,  pero  en  extranjeros  están  estables  en  límites  bajos.  Las  tasas  de  transmisión  heterosexual disminuyen  en  mujeres  de  cualquier  procedencia  y  en  hombres  heterosexuales  foráneos;  finalmente,  siguen creciendo  las  tasas  de  nuevos  diagnósticos  en  HSH  españoles  pero  estas  parecen  iniciar  un  ligero  descenso  a partir del año 2010 entre los extranjeros. 

Casos de sida en el año 2013

Hasta el 30 de junio de 2014 se ha recibido la notificación  de  604 casos diagnosticados en 2013. Tras corregir por retraso en la notificación, se estima que en dicho año se diagnosticaron en España 760 casos de sida. El 77,5% de los diagnósticos eran hombres. La mediana de edad fue de 43 años (RIC: 35-50), siendo algo mayor en los hombres que en las mujeres (43 frente a 41 años). 

 

El  porcentaje  de  personas  que  contrajeron  la  infección  por  relaciones  heterosexuales  no  protegidas  ascienden  al 33,4%; aunque dicha transmisión, en números absolutos, sigue afectando más hombres que a mujeres, entre las últimas adquiere especial relevancia al representar el 62% de los diagnósticos.  La transmisión entre HSH supone el  32,3%  de  todos  los  casos  y  el  41,7%  de  los  que  afectan  a  hombres.  El  porcentaje  de  personas diagnosticadas  de  sida  en  2013  que  contrajeron  la  infección  por  compartir  material  de  inyección  para  la administración parenteral de drogas descendió al 22,5%. La proporción de casos pediátricos se sitúa en el 0,2%. 

Tendencia  de los casos de sida

 Desde el inicio de la epidemia en España se han notificado un total de 84043 casos de sida, cuya distribución por CCAA de residencia se observa en la Tabla 15. Tras alcanzar su cénit a mediados de la década de los 90, el número de  casos  notificados  ha  experimentado  un  progresivo  declive,  que  supone  un  88,7%  desde  1996  (año  previo  a  la generalización del TARGA)  hasta 2013 (Figura 22).
La Figura 23 muestra los casos de sida en los diez últimos años por categoría de transmisión. Se observa un descenso continuado en el grupo de UDI y transmisión heterosexual, mientras que los casos en HSH se mantienen estables.

Hasta 1997 la proporción de casos de sida en personas nacidas fuera de España estuvo por debajo del 3%, pero desde entonces ha subido  progresivamente hasta alcanzar el 28% en 2013. En  este último año, el 53% de estas personas extranjeras procedía de Latinoamérica, y el 17% de África Subsahariana. 

Enfermedades indicaticas de sida

En el periodo 2009-2013, la neumonía por Pneumocystis jirovecii y la tuberculosis de cualquier localización son las enfermedades  indicativas  de  sida  más  frecuentes,  afectando  al  24,6%  de  los  casos.  Le  sigue  en  frecuencia  la candidiasis esofágica con un 12,7%.

Teniendo en mente estas consideraciones, se pueden extraer las siguientes conclusiones: 

  • Actualmente la tasa global de nuevos diagnósticos de VIH en España está en niveles similares a los de otros países de Europa occidental. Sin embargo, aunque la mejora respecto a décadas pasadas es indudable, la tasa es superior a la media de la Unión Europea.
  • Con la  adhesión de nuevas CCAA en  la notificación de los nuevos diagnósticos de VIH se ha alcanzado por primera vez la cobertura nacional para el SINIVIH en 2013.
  • La infección por VIH es una infección que se transmite mayoritariamente por vía sexual. Por ello, sin descuidar otras formas de transmisión, es necesario implantar y reforzar actuaciones eficaces para prevenir la transmisión por esta vía, adecuándolas a las circunstancias.
  • Las relaciones sexuales no protegidas entre hombres ocupan el primer lugar en cuanto al mecanismo probable de infección en el conjunto global de datos. También son mayoría entre las personas nacidas en España y entre los  varones, sean  españoles o  extranjeros.   Por ello, el colectivo  de HSH es prioritario  para  los  programas de prevención, especialmente el grupo entre 20 y 35 años.
  • En consonancia con el aumento de población inmigrante que ocurrió  en España, las personas no españolas suponen  casi  un  tercio  de  los  nuevos  diagnósticos  de  VIH,  aunque  parece  que  su  repercusión  en  las  cifras totales, desciende desde 2010. Por tanto, es necesario diversificar los programas de prevención para adaptarlos a las necesidades de este colectivo, social y culturalmente muy heterogéneo, y especialmente vulnerable.  
  • En España la prueba del VIH es gratuita y confidencial para todos. Sin embargo, casi el 50% de las personas diagnosticadas de infección por primera vez en 2013 presentaba indicios de diagnóstico tardío. Es esencial que la población  y los profesionales sanitarios sean conscientes de que cualquier persona que realice prácticas de riesgo es vulnerable al VIH, y de que es importante diagnosticar la infección lo antes posible.
  • Durante  el  periodo  2008-2013  el  diagnóstico  tardío  no  ha  disminuido  en  ninguna  categoría  de  transmisión, aunque las cifras en HSH son mucho menores que en el resto.
  • La tendencia de las tasas de nuevos diagnósticos de VIH en el periodo 2008-2013 varía según mecanismo de transmisión.  La  tendencia  es  descendente  en  UDI  y  también  en  la  transmisión  heterosexual,  aunque  menos marcada  en  este  caso;  y  por  el  contrario  es  creciente  en  los  HSH.  Como  resultado  de  todo  ello  las  tasas globales están bastante estables.
  • Respecto a  los nuevos casos de sida, la información aportada por el Registro Nacional indica que, tras casi dos décadas de tratamiento antirretroviral eficaz la reducción de la  incidencia de sida en España ha sido enorme. No obstante, este descenso, inicialmente espectacular, se ha ido ralentizado en los últimos años.

La prueba del VIH en farmacias españolas

una intervención eficaz para sacar a la luz las infecciones ocultas. Un análisis pone de manifiesto la capacidad de los programas de detección del VIH en farmacias para llegar a personas que nunca se han realizado la prueba en zonas sin servicios de detección específicos

Un programa de detección del VIH a través de la prueba rápida llevado a cabo en farmacias de tres comunidades autónomas (CCAA) de España logró diagnosticar 226 nuevas infecciones, lo que supone un 10,6% del total de diagnósticos de VIH registrados en las tres regiones durante el período de estudio. Los resultados de este análisis fueron publicados en la edición de agosto de la revista PLOS ONE.

En este sentido, España ha sido uno de los países pioneros en la detección del VIH en las farmacias con la puesta en marcha de diversos programas basados en la prueba rápida en los que el farmacéutico es el responsable de realizar todo el proceso de detección como una tarea más de su rutina diaria.

El periodo analizado abarcó 4 años de ejecución del programa vasco (2009-2013), tres años del programa catalán (2009-2012) y dos años del programa de Castilla y León (2011-2013).

Un total de 110 farmacias participaron en los tres programas: 16 en Castilla y León; 46 en Euskadi; y 48 en Calaluña: 12 en Tarragona y Reus y 36 en ciudades cercanas a Barcelona. Todas las farmacias participantes necesitaban tener suficiente espacio para preservar la privacidad, la atención personalizada y la confidencialidad. Además, las farmacias debían garantizar una respuesta inmediata a la demanda y vinculación con otros servicios por parte de las personas que se realizasen la prueba.

Cualquier persona mayor de 16 años podía realizarse la prueba del VIH durante los horarios de apertura de la farmacia.

Se utilizó la prueba del VIH Determine HIV-1/2, un test de cuarta generación que detecta en una muestra de sangre tomada del dedo la presencia de anticuerpos frente al VIH y del antígeno p24. Tras un resultado positivos, los  farmacéuticos informaban sobre la necesidad de realizar una prueba de confirmación lo más pronto posible y proporcionaban información sobre el centro sanitario de referencia y los recursos comunitarios disponibles donde conseguir apoyo emocional y social.

Los resultados del análisis muestran que un total de 24.151 personas se hicieron la prueba del VIH en farmacias, de las cuales 226 (0,94%) recibieron un resultado positivo.

Del total de personas que se hicieron la prueba del VIH en farmacias, cerca de un 46% fueron hombres heterosexuales; un 14%, gais y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH); y un 27%, mujeres.

De entre las 226 que tuvieron un resultado positivo en la prueba del VIH, un 52% fueron gais y otros HSH; un 23%, hombres heterosexuales; un 15,5%, mujeres; un 2%, usuarios de drogas inyectables; y un 9% no pudo ser clasificado de acuerdo con la conducta de riesgo. Estos resultados supusieron una tasa de prevalencia general del VIH de un 0,9% (Euskadi: 0,8%; Castilla y León: 1,3%; y Cataluña: 1%) siendo un 3,4% en hombres gais y otros HSH, y un 0,5% en hombres y mujeres heterosexuales.

Por lo que respecta a la edad de las 24.151 personas que se realizaron la prueba del VIH en las farmacias, un 34,6% tenía menos de 30 años observándose la tasa más elevada (42,7%) en Castilla y León. En esta misma CCAA, se registró una prevalencia del VIH notablemente superior en hombres gais y otros HSH (4,6%) y en hombres heterosexuales (0,9%) en comparación con un 4% y 0,4%, respectivamente, en Cataluña y con un 2,8% y 0,4%, respectivamente, en Euskadi. Además, en Castilla y León, se registró la tasa más elevada (59%) de personas que nunca se habían realizado una prueba del VIH.

Un 9,6% del total de personas que se realizaron la prueba del VIH en farmacias eran originarias de zonas fuera de España. Resulta destacable que aunque las personas de origen latinoamericano representaron solo un 5% del total de personas que se hicieron la prueba del VIH en farmacias, este grupo supuso el 15% del todas de resultados positivos registrados.

En sus conclusiones, los investigadores señalan que los resultados de este estudio proporcionan por primera vez evidencias científicas sólidas que apoyan la implementación de programas de detección del VIH en farmacias como una opción útil más, entre las ya existentes, para sacar a la luz infecciones ocultas. Además, según los autores del análisis, estos programas tienen un buen potencial para alcanzar y hacer la prueba a grupos de población que nunca antes se han realizado el test del VIH, como por ejemplo hombres heterosexuales –uno de los más afectados por el diagnóstico tardío– y jóvenes gais y HSH. En total, estos programas contribuyen a detectar uno de cada 10 nuevos diagnósticos de VIH registrados en las CCAA analizadas. En definitiva, los programas de detección del VIH en farmacias, como mínimo en el contexto español, podrían ser especialmente apropiados en zonas sin grandes ciudades y que no disponen de servicios específicos de detección del VIH.

Enric Merino para TodoSida & Mundo Positivo